Press "Enter" to skip to content

VALENTINA PREGO, presidenta de la comisión de fútbol femenino/ “El PROFESIONALISMO NO VA A DEMORAR”

El entorno lo exige, dice. La reciente Copa Liberadores marcó una línea, admite. Pero hay que ser cautelosos, para no desbarrancar. “Los objetivos hay que planteárselos en función de lo deseable y lo posible”, enfatiza. (Imagen Principal: Valentina Prego entre la alegría y la responsabilidad/ (F)

Javier Conde  @futbolella/ @jconde64

Desde hace dos meses Valentina Prego fue renovada por un período de cuatro años en la presidencia de la ahora denominada Comisión de Fútbol Femenino de Uruguay, de la que forman parte, y esa es la novedad, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y la Organización de Fútbol del Interior (OFI), como parte de lo señalado en los nuevos estatutos que aprobó el fútbol local.

Por OFI, participan Mariana Fernández y Alberto Rodríguez Peluffo y aún falta por nombrar, además de Prego, otra persona por AUF. Dos de los cuatro miembros deben ser mujeres, lo que ya se cumplió aunque nada impide que sean tres. La CFF tendrá la menuda tarea de “delinear los planes y hacer que se cumplan para toda la actividad del fútbol femenino”.

También fueron renovados los miembros de la Mesa Ejecutiva, –que integran Mabel Leyes, Francisca Lavin, Nilso Romero, Danilo Mannise y Mauricio Pérez – cuyo cometido es organizar los campeonatos locales en coordinación con la comisión. Entre los asuntos que se discuten está la creación de otra mesa ejecutiva: una asumiría la actividad de las categorías mayores y la nueva la de las juveniles.

Peñarol: «actuación digna en la Libertadores». (F)

Pero la CFF apenas se instala, abundan los planes y las ideas, hay que afinar agendas, modos y procedimientos. Prego frente a una renovación que la alegra –“por sentir que la gestión tenía respaldo” – y, a la vez, significa “una responsabilidad enorme”, se propone subir un “escaloncito más”. El órgano que preside deja de ser unipersonal, como lo era la presidencia del Consejo de Fútbol Femenino que ejerció los últimos tres años.

AÑO DE TRANSICIÓN

Es tiempo de balance: 2019 es el año bisagra. En AUF asumió un nuevo ejecutivo y se tomó su tiempo para nombrar comisiones, ratificar cargos, definir otros. “Para nosotros, y en ese nosotros incluyo a la mesa ejecutiva, la idea era sostener lo que habíamos construido junto con los clubes y ahora comenzar a planificar con más certezas el año 2020”. Una fecha súper redonda en la que los campeonatos de AUF llegarán a su 25 edición.

Guiada por su concepto “de lo deseable y lo posible”, que cruza toda la conversación, Prego apunta que hay que definir “dónde estamos y adónde queremos llegar sin que vayamos muy rápido para que el último no llegue y sin que vayamos tan lento que el primero se quede demandando más”.

¿Qué se visualiza? Por un lado, la estructura de tres divisionales en la categoría mayor del fútbol femenino, con la idea de nivelar equipos y perfilar una hacia la profesionalización y otras que dejen “un lugar más flexible a la amateurización”.

Este 2019 ya se juega la etapa final de la Divisional B como un proceso de ascenso y permanencia: unos subirán a primera, de la que bajará un par; otros se mantendrán y unos más integrarán la categoría C, por donde ingresaran nuevos equipos, que están tocando las puertas de AUF. El modelo pudiera replicarse en las categorías juveniles.

Corinthians: el baile de las profesionales». (F)

Prego insiste en que el objetivo es nivelar deportivamente a los equipos y, a la vez, plantear exigencias mayores a otros de acuerdo a sus niveles. Como lo dijo el director técnico de Peñarol, Daniel Pérez, al regreso de la Libertadores, el torneo tiene que brindar más competencia y que deje de ser, en resumen, dos o tres partidos competitivos al año.

Hace falta que los clubes brinden más condiciones para que la competitividad aumente y las jugadoras puedan desarrollar su potencial no solamente en dos o tres clubes sino en varios otros Creo que se empieza en eso, y también es necesaria más dedicación de las jugadoras en cuanto al convencimiento de que esta actividad puede ser importante para ellas”.

La ecuación es sencilla: mejores condiciones, mayor competencia. Y condiciones significa canchas adecuadas, cuerpos técnicos completos y calificados, atención sanitaria“En la medida que más clubes se sumen a eso, la competencia va a mejorar”, insiste.

Lo que AUF puede hacer, apunta, es diseñar un calendario de competencias más acorde, que aumente la cantidad de juegos “a los equipos que están pidiendo más” y que tienen en su horizonte buscar una participación internacional.

 “Quizás evaluar lo que en otro momento surgió de realizar cuadrangulares finales con los equipos que alcancen mejores posiciones para que se refuercen y potencien”, adelanta.

¿SE QUEDA ATRÁS URUGUAY?

Luego de la undécima Libertadores Femenina, en la que Peñarol se quedó en la fase de grupos (solo una vez, 2106/Colón, un equipo charrúa avanzó en la Copa) y se marcó una nítida línea divisoria entre equipos profesionales y amateurs en la región, la duda parece válida.

Prego precisa, primero, que la actuación del campeón uruguayo “fue muy digna, sin ningún reproche en cuanto a la entrega de las jugadoras y el cuerpo técnico y con un proceso de preparación en el que hubo mucho apoyo del club. Pero creo que un solo club no puede crecer sino tiene competencia con otros similares, es parte del crecimiento que buscamos”.

La presidenta de la comisión femenina visualiza también esa brecha que se abre en el balompié femenino. “Estoy convencida de que la profesionalización del fútbol femenino no va a demorar, no solo desde el punto de vista de que se les pague a las jugadoras, sino que sean procesos de trabajo serios, con dedicación, el entorno va llevando a eso”.

Pero, advierte, hay que ser cautelosos, evitar “desbarrancarse” y generar un problema mayor que el que “podemos solucionar”.

Prego dijo que la AUF trabaja en planes de marketing, para promocionar el fútbol femenino; en la televisación por AUFTV para el próximo campeonato; la búsqueda de sponsors; la apertura de espacios en medios para la difusión de la actividad y, caro anhelo de las futbolistas, volver a contar con el Estadio Charrúa como gran escenario del fútbol femenino. “Se renovaron los convenios de uso y hay un compromiso para su utilización y confíamos en que se cumpla”.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: