Press "Enter" to skip to content

Sub19 femenina/ Liverpool VENCE a Nacional y ACARICIA el campeonato

Cinco goles en los primeros 30 minutos (3-2) y 10 tarjetas –una roja– en el partido cumbre de la categoría

Javier Conde  @futbolella /  @jconde64

Fue un comienzo trepidante.

Primera jugada de ataque y Esperanza Pizarro la concluye con un tiro imposible lamiendo el poste izquierdo del arco de la buena golera Martina Alonso. A los siete minutos Solcire Pazos le pega a un balón suelto en mitad de cancha de Nacional y toma adelantada a la golera del bolso Ana Larrosa.

A los 17’ autogol de la zaguera Makarena Hernández que pone arriba a Liverpool y dos minutos después Karol Bermúdez cobra a la perfección – rastrero y al rincón– un penal que amplía la ventaja. A los 19’, en un barrullo en el área, Nacional descuenta por intermedio de Luciana Gómez y coloca el marcador que sería definitivo.

Esperanza Pizarro: gol en 13 segundos

(Esperanza Pizarro hizo el primero a los 13 segundos de partido/Cortesía @CNdeFfemenino)

Media hora sin pausa, ni control.

Los dos mejores equipos de la Sub19, que llegaron igualados con cinco victorias a la penúltima jornada de la copa de oro, buscaron decidir cuanto antes este duelo crucial. Al ganador le bastará empatar para llevarse el título.

Dirigidos por Diego Testas (Nacional) y Graciela Rebollo (Liverpool) –ambos técnicos de la primera a la vez–, los dos equipos reúnen a una buena camada de jugadoras que ya son habituales en la categoría superior y que integraron la selección juvenil uruguaya sub17 del mundial del año pasado.

Por tanto, en el Abraham Paladino, sobre un césped idóneo, en una tarde apacible, se prometía un encuentro de calidad y emociones. Hubo más de lo segundo –con ese marcador apretado y el arreón final de Nacional– que de lo primero. Y no es que las chicas no la tengan.

En un partido de tensión, con el título prácticamente en juego en esos 90 minutos, nadie quería arriesgar más de la cuenta. Así que balón que merodeaba por las cercanías de las áreas era despejado sin demasiada  contemplación.

Marcas pegajosas, pocos espacios y quizás excesivos traslados condujeron a un juego de mucho roce, como se evidencia en la proliferación de tarjetas: para la goleadora e internacional Pizarro, para la golera Larrosa y para Sofía Acosta, por Nacional.

En las negriazules, Shirley Mederos (doble amarilla y roja); Nikol Laurnaga, Lucía Pérez, Bermúdez y Ángela Gómez.

El árbitro César Acosta, auxiliado por Luciana Coímbra y Martín Bueno, tuvo trabajo. Y lo sacó adelante.

En Nacional, el juego lo centralizaba Daniela Olivera, de mucha movilidad y despliegue, colocando balones detrás de la defensa de Liverpool para el arranque de Pizarro y de Luciana Perera. Los tiros libres de Luciana Gómez hicieron lucir a la golera Alonso en un par de oportunidades.

En el rival, Karol Bermúdez desde la posición de cinco buscó abrir para la salida de la lateral Juliana Viera o encontrar más arriba a Pazos, muy activa todo el partido. Camila López, por el flanco izquierdo, mostró finura y habilidad aunque también desconexión con Pazos.

Las defensas de uno y otro, a pesar de tantos goles, ganaron más batallas que las que perdieron: quizás por un regate que sobraba, imprecisiones, algún que otro apuo, detalles técnicos a trabajar.

Una buena parte de la generación de relevo del femenino uruguayo estaba sobre la cancha del Paladino y hay lugar para el optimismo. Lo deseable: mejor manejo de los espacios y los tiempos.

Fue, hay que consignarlo un duelo sin cuartel. Al final, unas se abrazaban eufóricas  y las otras caían rendidas sobre el terreno.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: