Press "Enter" to skip to content

Fútbol femenino/ RACING quiere cerrar el año venciendo al líder invicto

En el año de su regreso al fútbol de mujeres, el  DT Matías Desevo consolidó un grupo de más 20 jugadoras ilusionadas aunque se les escapó el ascenso a primera división.

Javier Conde  @futbolella / @jconde64

La última fecha del torneo de la segunda división femenina uruguaya depara emociones. Defensor, 18 victorias y tres empates, busca el título para finiquitar una temporada redonda, en la que ya tiene el boleto para ir a la categoría superior. Tres, y hasta cuatro clubes, se juegan el otro cupo. Y Racing de Montevideo quiere “sacarle los puntos” al favorito para el campeonato.

En la segunda fecha de la etapa clasificatoria, unos sesis meses atrás, Defensor ya mostró su enjundia con una victoria 5-1 sobre Racing. Pero Matías Desevo afirma que esta vez “va a ser distinto”.

Su equipo, dice, está “completamente cambiado”, con más fuerza y con un estilo de juego que las chicas han ido asimilando.

En la primera etapa del torneo, Racing se ubicó cuatro entre 16 equipos y en la fase del ascenso luchó hasta la penúltima jornada por hacerse de uno  de los cupos para la primera.

Desevo estaba consciente de que a pesar de la motivación de sus jugadoras, dependían de muchos resultados, propios y de otros equipos. Cerro, que es garra y pasión, venció a Racing 2-0 el domingo 17  y se esfumó la posibilidad.

“Buscábamos lo máximo en el torneo, como todo entrenador, pero con los pies en la tierra, sabiendo que el objetivo inicial era armar un equipo y mantener la categoría”, explica Desevo.

Y eso lo logró. Racing volvió al femenino después de una ausencia de cinco años y se juntó con el equipo de la fuerza aérea que Desevo entrenó en las últimas cuatro temporadas en campeonatos interfacultades. Dar el salto a los torneos de la Asociación Uruguaya de Fútbol, AUF, era un desafío.

Jugadoras no le faltaron, de un grupo inicial de 35 chicas Desevo fue realizando algunos “filtros” hasta quedarse con 28. Lo primero que hizo fue balancear la parte física y luego evaluar las condiciones de cada una para asignarles la que pensaba era su mejor ubicación en la cancha.

Cerca del 80% de ese numeroso grupo de chicas nunca había participado en campeonatos de AUF por lo que los primeros meses fueron de aprendizaje permanente. Desevo fue, a la par, introduciendo los conceptos del fútbol que le gusta.

“Mi idea es que la jugadora tome decisiones y asuma riesgos al salir con la pelota jugada por abajo, evitando el pelotazo pero, claro, teníamos un plan B cuando el partido y el rival lo exigía”, apunta el DT.

Exjugador aficionado, de 34 años, Desevo observó una distancia notoria en la primera etapa de la segunda división entre el grupo de equipos que clasificó a la lucha por el ascenso y los que pasaron a la fase por la permanencia, algunos de los cuales integrarán en la temporada próxima la tercera categoría del femenino uruguayo.

“En esta ronda final estábamos los equipos más competitivos, como Defensor, Atenas, Danubio”, dice…y Racing, Cerro, Canadian, Náutico, con suerte dispar, pero sin dar un partido por perdido.

El joven estratega de Racing ha descubierto, además, que en el fútbol de mujeres una diferencia sustancial con el de varones. “Están más comprometidas”, advierte. Y explica que quizás los chicos se sobreestiman y entrenan cuando pueden “mientras que ellas se autoexigen, son más constantes y disciplinadas”.

Un enamorado más del femenino, en fin.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: