Press "Enter" to skip to content

XI Libertadores Femenina LARROQUETTE VALE MUCHO

Hizo el gol de la victoria de UAI Urquiza, metió pierna, sacó faltas y, al final, celebró. Libertad Limpeño superó 3-0 a Ñañas y sueña con la clasificación.

Javier Conde @futbolella / @jconde64

Emoción hasta el último segundo en uno de los juegos de cierre de la cuarta jornada de la Libertadores Femenina que se disputa, con ardor y ganas, en Quito.

El partido entre DIM Formas Íntimas, subcampeón colombiano, y UAI Urquiza, el furgón bicampeón argentino, pintaba para una cosa y resultó otra.

La primera media hora fue toda de las cafeteras: movilidad, triangulaciones, pases ente líneas, todo rematado con un disparo impresionante de la lateral izquierda Laura Montoya que abrió el marcador.

UAI Urquiza se veía impotente, impreciso, incapaz de dar un par de pases seguidos. Se refugió en sus centrales, Agustina Barroso y la espigada Yohana Masagli, y la golera Solana Pereyra que, quizás, fue la futbolista que más tocó el balón, muestra del acoso colombiano.

Las cafeteras estaban a punto de aumentar la pizarra pero por un fuera de lugar, un corte oportuno, unos centímetros de más o de menos, las argentinas se salvaban. Y ocurrió lo impensado.

UAI empezó a morder en el medio, a fenar la elaboración de Ospina por la derecha y a buscar más a Mariana Larroquette, que incordiaba entre las zagueras del DIM. Vino entonces un lance desafortunado que en minutos se convertiría en la llave que le dio vuelta al partido.

Dalila Ippolito, la jovencísima chica que fue la revelación en el campeonato 2018-2019, con debut mundialista en Francia, sale lesionada y entra en su lugar Meibi Mesa, el refuerzo venezolano del campeón argentino.

Mesa fue la jugadora más valiosa de la tercera temporada profesional de Venezuela jugando para Flor de Patria. Y cuando expiraba el primer tiempo  con UAI asomándose por fin al área colombiana, la 18 tomó un rechazo a unos 20 metros del arco y su disparo da en el horizontal y entra.

Ese gol cambió el ánimo del juego. Las que fueron mejores sintieron, acaso, que tanto jugar les dio muy poco fruto, y las del furgón se fueron al descanso con la sensación de que podían hacer daño. La segunda parte fue otra: UAI presionó, trabó, dirigió mejor sus pases en largo, la característica de su juego, al menos en este partido, y ahora era DIM el impreciso, el que corría, el que empezaba a lamentarse de una jugada y la siguiente.

El gol de Mesa anestesió y el de Larroquette, en un tiro libre pegado al poste izquierdo de Sepúlveda, limpio e imparable, le cambió la faz al partido. Pero quedaba mucho sufrimiento.

DIM tardó en volver a meterse en el partido. Presionó y mucho en el último cuarto de hora: dos postes malditos, o benditos según se vea, otro par de goles en offside, una línea muy bien tirada por UAI…y se les fue el partido.

Es un equipo de buen empaque DIM, que muestra la fortaleza, y delicadeza también, del vistoso fútbol colombiano. Pero hay huesos duros de roer. Es una asignatura pendiente.

En el fragor de un partido sin cuartel, Mariana Larroquette se fue agigantando en el once furgonero, todo lucha y entrega. Jugó desde muy pronto con una amarilla pero para nada eso lo amilanó. Por el contrario, fue a más, metió el cuerpo, robó balones, estaba como primera espada en el ataque y como muro en el medio o más atrás.

Y en la banda Germán Portanova — tamaño de jugador de baloncesto, pelo largo sobre los hombros — preguntaba “cuanto falta, cuanto falta” en un alargue sin fin que quizás le hizo recordar su partido contra el brasileño Iranduba en la copa del año pasado.

Con la victoria, salvó sorpresa mayúscula, que las hay, UAI está en cuartos de final. Choca con Majes de Perú, que busca después de 180 minutos su primer gol. 

Es, quizás el equipo más humilde de un torneo en el cual las distancias las marcan los equipos que ya son, por fútbol y recursos, cuadros profesionales.

DIM, con tres puntos, se jugará la clasificación en el grupo D con Santiago Morning que suma cuatro. Uno de los dos se quedará fuera.

El local Ñañas lo tiene muy difícil tras caer frente a Libertad Limpeño, el equipo paraguayo que tiene en sus vitrinas la Libertadores de 2017.

En la última jornada del grupo C se las verá con el campeón colombiano América de Cali (derrotado 3-1 por Corinthians), mientras Limpeño irá contra Corinthians, viendo de reojo el otro cruce.

y Hoy, Peñarol intentará avanzar con una victoria sobre Cerro Porteño y esperando que Huila contenga a Colo Colo. Panorama incierto y donde hay incertidumbre, hay emoción. Es la Copa Libertadores Femenina.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: