Press "Enter" to skip to content

“Que el fútbol femenino crezca DEPENDE DE LA VOLUNTAD de los presidentes de equipo”

Peñarol regresa de su segunda copa Libertadores, eliminado en primera ronda pero sin sensación de derrota. “Todo se está emparejando”, asienta Daniel Pérez, técnico que ha llevado al bicampeonato a las “carboneras”. (Imagen principal: Agustina Arambulo , una lucnadora en el medio/ @LibertadoresFEM)

Javier Conde @futbolella / @jconde64

Antes de la partir rumbo a Montevideo, Peñarol fue de paseo a la mitad del mundo, en el norte de Quito. De la tensión, al relax. “Hubo tristeza después del partido con Cerro Porteño, pero las chicas están orgullosas, esto es fútbol”, cuenta Pérez desde el bus que transporta a la delegación.

No hay excusas, ni ricriminaciones, sí la convicción de seguir trabajando.

El equipo aurinegro fue ganando sus dos partidos iniciales, contra el campeón de la Libertadores 2018 (Atlético Huila) y contra Colo Colo (que se llevó la copa en 2012 y es el que más juegos y más goles tiene en la Libertadores) pero solo sumó un punto.

Pérez, y otros equipos, afirman que un fallo arbitral al pitar un penal los privó de la victoria contra las chilenas. Por tanto, necesitaban la victoria para pasar a cuartos de final pero las paraguayas de Cerro —otro club muy copero— lo impidió.

  • Pudo ser para cualquiera de los dos
  • Fue muy parejo, si no hubiéramos ido por la victoria era un cero a cero. A ellas les bastaba el empate y nosotros planteamos una primera parte para no cansarnos, con nuestro sistema característico, pero no nos servía empatar ni perder 1-0, que fue lo que ocurrió cuando adelantamos líneas, metí una segunda punta y creo que tuvimos más oportunidades que ellas. En un contragolpe, con una pelota larga vino el autogol y así es el fútbol. Estamos contentos por lo que hicimos, le fuimos ganando a Huila, le dimos vuelta al partido contra Colo Colo y un fallo arbitral, no solo nos quitó los tres puntos, sino la ilusión de ganarle a un equipo como el chileno. Y en este partido dimos el todo por el todo.
  • Pesaron las ausencias de las expulsadas (la golera Sofía Olivera y la volante Stefanie Suárez).
  • Son jugadoras importantes pero las chicas que entraron hicieron un estupendo partido. Hay titulares y suplentes y cuando llegan las oportunidades las jugadoras tienen que demostrar y lo hicieron.
  • ¿Vio muchos juegos? ¿Cuál es la impresión sobre el torneo?
  • Si, vi muchos juegos y mi impresión es que todo se está emparejando. Ayer (viernes 18) Deportivo Cuenca, que son locales y sienten menos el desgaste físico de la altura,  le ganó a Ferroviaria. No hay grandes diferencias, 12 de los 16 equipos, diría, están muy igualados y nosotros estamos en esa docena de arriba y nos van a ver de otra manera cuando volvamos el año que viene.
  • ¿Tan seguro de volver a ganar en Uruguay?
  • Si ganamos el clásico (el partido que falta del campeonato femenino charrúa) estamos otra vez en la Copa y confíamos en que lo vamos a lograr
Ardua disputa contra el campeón Huila. (@LibertadoresfEM)
  • Solo Colón (2016) se metió en semifinales por Uruguay, ¿tendría que haberse reforzado más Peñarol? ¿Qué necesita el fútbol femenino uruguayo para dar ese paso que falta?
  • Hay que potenciar el torneo local, no es posible que vayamos a jugar una Copa Libertadores con tres o cuatro partidos importantes o decisivos en el año. Mientras no crezcamos en el medio local, no tengamos competencia firme, seria y segura, no hagamos partidos internacionales amistosos, la preparación va a ser muy difícil. Todo  es un proceso, un ciclo que hay que manejar. Planificar muy bien el torneo local, que se dijo que iba a ser más parejo en 2019 y solo hay dos equipos de peso, Nacional y nosotros. Los clubes tienen que empezar a planificar y a pensar en serio en mejorar sus planteles, para así ayudar al crecimiento del fútbol de mujeres.
  • ¿Le va a apostar más duro Peñarol al fútbol femenino?
  • Siempre planteé reforzar al equipo pero no para jugar tres partidos. Mi idea era reforzar el equipo a principios de año o a mediados de año, entre el Apertura y el Clausura, que fue lo que hicimos con la llegada de Idanis (Mendoza) porque el fuerte de Peñarol es el grupo y si traes jugadoras para jugar tres partidos de Copa, qué haces con el grupo. No somos un equipo profesional, sino netamente amateur y netamente social, y hay que tener mucho cuidado con estas cosas porque lo más importante es el grupo y si no está fuerte se hace más difícil.
  • Sólo los campeonatos de Perú, Bolivia y Uruguay tienen esa característica mayormente amateur, ¿se está quedando atrás Uruguay?
  • Son las voluntades de los que presiden los equipos. Si ellos no tiene la voluntad de que el femenino crezca, no va crecer. Nosotros estamos laburando como profesionales, las chicas hacen todo su esfuerzo pero ¿de quien depende eso, de la obligación de la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol) o de la obligación de los clubes. Sí alguien manda la orden, se va a hacer.
  • ¿Algún equipo le impresionó más que otros?
  • Corinthians, en todo lo que tiene que ver con su comportamiento en la cancha y fuera de ella. Las pesan antes de desayunar y antes de comer, todo lo que las rodea es profesional. También Ferroviaria. Además, creo que la Copa se disputa en estadios increíbles, en un ambiente de confraternidad. Puedo decir que algunos técnicos de otros equipos están sorprendidos con nuestra mejora de una copa a la otra. Y anotar también que aún cuando falta que el público siga, los medios dan gran difusión, emisoras, canales de televisión, diarios, páginas especializadas.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: