Press "Enter" to skip to content

Fútbol femenino uruguayo CANADIAN también quiere SUBIR

El equipo de Pan de Azúcar, a la calladita, busca el dulce del ascenso a la primera división. Lo dirige el docente de física Eduardo Machado. “Con el fútbol me desenchufó”, dice.

Javier Conde @futbolella / @jconde64

A la primera división le resta nada menos que el clásico para definir el curso del torneo, como en el Apertura, pero en la B sobran los aspirantes a los dos boletos para subir y aún faltan cuatro jornadas. Y Canadian, de repente, es candidato.

Estas chicas viven la ilusión de jugar (Cortesía Canadian)

Seis de los ocho equipos que disputan la fase de ascenso conservan sus opciones, con Defensor Sporting, líder destacadísimo en la etapa clasificatoria, mostrando el camino: tres victorias en tres juegos. Canadian fue su primera víctima en un 2-1 que para Eduardo Machado pudo ser, al menos, un empate.

Se recuperaron ganando a Atenas (2-0) y Juventud (1-0) pero se jugarán su suerte en los duelos con Danubio, Cerro y Náutico, que le siguen en la clasificación. “Las chicas están entusiasmadas”, dice Nelly Pereira, a quien Machado llama el alma, el motor, de Canadian.

Machado, de 55 años, tuvo que colgar las botas en plena juventud: a los 23, por una lesión de columna. Pero se recicló, se hizo entrenador y sigue en la cancha, ahora con otro ojo. Lo hace por amor al arte y “porque me desenchufo”.

Desde hace tres años está vinculado a Canadian donde empezó dirigiendo a la categoría Sub19. Esas chicas son, en su mayoría, el plantel de primera, el que él ahora dirige en paralelo con la categoría Sub16, que en la temporada pasada se llevó la copa de plata en esta categoría.

La Sub16 con la Copa de Plata de 2018. (Cortesía Canadian)

Canadian es un equipo que tiene su origen en el exilio. Su presidente Fernando Aldao reside en Canadá, desde donde apostó por crear un equipo en su terruño que llegó a jugar en la segunda división profesional. Hoy está en la C y le presta el nombre a este semillero femenino del Departamento de Maldonado, que usando esa licencia pueden competir en los torneos de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

En el uniforme del equipo, rojo y blanco, destaca la hoja de arce de once puntas que es el emblema de la bandera canadiense.

Canadian es un grupo de jovencitas a las que el roce con jugadoras más hechas las ha madurado minuto a minuto. “Ya perdieron el miedo a ese impacto inicial de competir contra mujeres de mas edad y experiencia”, subraya Machado.

La primera instrucción que él les transmite es pedagógica: salir a disfrutar y lo demás vendrá por añadidura. “Buscamos la victoria, claro, porque eso es una motivación extra, pero lo primero es jugar al fútbol”, reitera.

Tiene, comenta, un buen mediocampo y una goleadora arriba, Tatiana Labraga, que es una garantía y se ha mantenido todo el año con la puntería fina. Le gusta jugar bien al fútbol y sabe que la tarea aún en la categoría B es exigente.

Los proyectos de Defensor y Danubio, dos clubes campeones en el masculino, son los candidatos lógicos al ascenso, sin desmerecer a Atenas, — también de Maldonado, club con el que marchan igualados en la segunda posición —, la garra del grupo de Cerro y el buen hacer de las chicas de Náutico.

En total son 24 chicas en la categoría mayor y 18 en la Sub16, que se nutre, anota Pereira, del club La Capuera, de la Organización de Fútbol Infantil (ONFI)

Pereira, que se metió en el fútbol por su hija María Agustina, una de las goleras del equipo, se divide en varias para atender lo urgente y lo importante, y la vez es empleada del área de hacienda de la Intendencia.

La campaña exige disponer de 300.mil pesos (unos 8000 dólares) y un poco más si suben a Primera. Para financiarse, la intendencia echa una mano, organizan actividades de beneficio, hay algún que otro sponsor y lograron este año tener una plaza en el festival musical Dulce Corazón del Canto, en el parque Zorrilla de San Martin de Pan de Azúcar,que se realiza en febrero y dura un fin de semana completo.

Detrás de los equipos que salen a la cancha, está esa “banca” que encabeza Pereira, junto con Machado, César Navarro (presidente de la Comisión de Apoyo al Femenino) y el grupo de madres y padres que alientan al equipo y hacen posible que jueguen al fútbol.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: