Press "Enter" to skip to content

“Quiero trabajar por una selección que MERECEN LAS MUJERES”

Stefanía Maggiolini es la asistente técnica de Santiago Ostolaza al frente de la selección Sub17, la única categoría en la que Uruguay ha participado en mundiales femeninos. “Es una alegría”, dice. (Imagen principal con L’Estartit de Girona contra el Barcelona/Cortesía SM)

Javier Conde @futbolella / @jconde64


 Es un regreso a la selección, con la que Maggiolini disputó sudamericanos por edades, tres Copas América y el Panamericano de Río 2008 (medalla de bronce tras Brasil y Argentina). “Ahora están los recursos y tenemos que aportar nuestro conocimiento”, afirma.

La selección femenina Sub17 fue dirigida hasta el año pasado, cuando compitió en el VI Mundial de la categoría, celebrado en sueldo charrúa, por Ariel Longo.

Volver a la celeste. (Cortesía SM)

Antes en 2012, el combinado juvenil obtuvo el subcampeonato en el sudamericano de Bolivia y sacó boleto para el Mundial de Azerbaiyán, conducida entonces por Graciela Rebollo, hoy coodinadora de Liverpool y DT de la primera categoría femenina de ese club.

Con Defensor, su último club. (Cortesía SM)

“Hay un buen material humano, que comenzó en categorías infantiles y la idea es aportarle la mayor cantidad de herramientas para cuando lleguen a la Sub20”, adelanta esta joven DT de 32 años que dirigía, hasta el llamado de la selección, la Sub19 de Defensor Sporting.

Junto con ella, en la preparación física está Laura Blanco, que el año pasado era parte del cuerpo técnico de Danubio. Compañía de experiencia en el femenino para Ostolaza, ex jugador de la selección charrúa y entrenador en Uruguay, México y Ecuador.

Maggiolini fue una jugadora de largo recorrido en el fútbol femenino uruguayo. Zaguera con Nacional y con Rampla Juniors, los dos fuertes en los inicios de los campeonatos locales, y con ambos fue campeona. También estuvo en River Plate y tan pronto como en 2008 emigró al fútbol español.

Jugué en (Unió Esportiva) L’Estartit de Girona que estuvo en la primera división hasta 2013”, cuenta. Fue contratada para jugar en el mediocampo y recuerda que el trato era de nivel profesional.

Con Peñarol Sub16 en la temporada 2018. (Cortesía SM)

Un club de un pequeño pueblo turístico de la Costa Brava española de escasos tres mil habitantes que se tuteó con nombres de relieve como el Barcelona, Español, Rayo Vallecano, Levante. “Lograron fichar a la mexicana Maribel Domínguez, referencia en su país, donde ahora dirige la Sub17, una estadounidense y a mi”, recuerda.

El último año de su periplo ibérico lo cumplió en el Olivenza de Badajoz, en la comunidad de Extremadura. Y luego regresó. “Extrañaba la familia”, dice.

“Volví y viví una transición, no quería competir y comencé a entrenar con niñas en el fútbol infantil, a transmitirle lo que una vivió”, sigue. De pronto se vio haciendo la carrera de entrenadora –la licencia Pro la obtuvo el año pasado– y del balompié menor pasó a dirigir la Sub16 de Peñarol en la temporada de 2018 y en esta se sumó al proyecto de Defensor Sporting en su incursión en el fútbol de mujeres.

Maggiolini comparte su función de entrenadora con la de docente en la Asociación Uruguaya de Entrenadores de Fútbol (Audef) donde imparte especifidades para trabajar con mujeres en el fútbol, en sus aspectos físico, psicológico y técnico-táctico.

Con L’Estartit y contra el Español. (Cortesía SM)

El acercamiento al fútbol infantil y juvenil femenino durante el último lustro le permitió en este comienzo de su tarea en el cuerpo técnico de la selección Sub17 confeccionar la lista inicial de jugadoras. “Llegamos con el tiempo muy justo porque entre el 29 de este mes y el 6 de octubre hay un torneo internacional en Argentina, que es una suerte de preparación para el sudamericano del año que viene”.

Por la premura en la lista faltan jugadoras del interior. Maggiolini está consciente de la carencia pero asegura que para nada es una lista cerrada, que se irán incorporando jugadoras y que está previsto hacer campamentos en el interior.

 “La competencia está encima y se dificultaba coordinar traslados y temas de estudio de las jugadoras”,  explica. Y manda un mensaje hacia los equipos, particularmente del interior, “estamos atentas a escuchar sugerencias de nombres para ver futbolistas”.

Del actual femenino uruguayo, la DT resalta su avance, sobre todo en cantidad de jugadoras. “Cada vez hay más niñas, más mujeres interesadas, es un movimiento social importante, hay más espacio para el desarrollo y más oportunidades laborales”, analiza.

Y ella siente que está donde tiene que estar. “Quiero estar acá”, reitera. “Quiero trabajar por una selección que realmente merecen las mujeres”.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: