Press "Enter" to skip to content

Fútbol femenino SOFÍA FERRADA: la chica de Minas que quiere triunfar en Montevideo

Esta nueve veloz, a la que le gusta el uno contra uno, de 21 años, confiesa que aprende al lado de sus compañeras de Nacional: “Juli (Castro) y Adriana (Castillo) son referentes”.

Javier Conde @futbolella / @jconde64

Piensa en el clásico, en la revancha, como todas en Nacional. En el Apertura les bastaba empatar para llevarse el título pero Peñarol se impuso, ante 5.000 personas, y de visitante en Parque Central. Ella tuvo sus minutos en el segundo tiempo. “Fue un partido muy parejo, se nos fue por poco”, dice Sofía Ferrada.

Los dos equipos, los grandes del fútbol profesional uruguayo, volverán a decidir en el clausura (ambos han ganado todos su partidos) y aunque pospuesta esa última jornada para fines de este mes o principios de noviembre –cuando Peñarol vuelva de la Libertadores femenina– se espera que sea, otra vez, en un marco adecuado. Peñarol es local esta vez.

Sofía Ferrada: talento en ascenso. (cortesía SF)

Ferrada empezó de muy pequeña a patear un balón luego que su padre, Andrés, que era técnico, la llevara a una práctica. “El fútbol es mi amor desde que tengo uno de razón”, asienta.

Hizo babyfútbol con varones, era la única niña, en el club Safa de Minas -de la Sagrada Familia- en el departamento de Lavalleja, centrooriente de Uruguay, y a los 13 años comenzó a jugar solo con chicas en el club Liga Femenil. Disputó varios torneos de la Copa Nacional de la Organización de Fútbol del Interior, (OFI), hasta que Nacional la invitó a unirse al equipo para esta temporada.

“Es mi primer año acá, soy aún muy nueva y estoy aprendiendo, apunta Ferrada, madura, e ilusionada con lo que puede conseguir. ¿Un sueño? “Jugar en la selección”, admite. La celeste ya la vistió en el combinado de fútbol sala Sub20, disciplina que sigue practicando junto con la fútbol once.

Entre una y otra disciplina, Ferrada acumula un montón de goles, y por un momento aparecía como la líder en la página de AUF. Pero ella lo precisa. “La goleadora es Juli Castro”, su compañera de equipo, que comanda una vez más a las revienta redes del torneo. Juliana Castro es la goleadora histórica del femenino. “Lo que pasó fue que sumaban los goles del sala y los del fútbol once, y aquí solo llevo tres”, aclara.

Una verdadera chiquilina. (cortesía SF)

Con algunas materias pendientes del bachillerato, que espera sacar el año próximo, para luego estudiar educación física, el tiempo de Ferrada se lo lleva el fútbol. Comparte vivienda con su compañera Luna Rocha, con la que entrena tanto sala como fútbol: el primero, martes y jueves; el otro cuatro días a la semana.

“Estamos concentradas 100% en las dos disciplinas”, afirma.

Joven valor de Nacional, la chica observa, pregunta y aprende. De Juli y de Adriana, en especial. “Siempre me dicen que tenga confianza, que encare, que le saque provecho a mi velocidad”, dice. Lo que también le remarca Diego Testas, el técnico que asumió este año la conducción de Nacional. “Nos da muchas oportunidades y me pide que pelee cada balón”, agradece Sofía.

¿Es mejor este Nacional del clausura que el del Apertura?, le planteó. Y Ferrada no duda. “Estamos muy bien, con ganas de revancha y más ahora que se lesionó Adriana”.

Adriana Castillo estará fuera de las canchas por un tiempo prolongado tras romperse los cruzados contra Colón, después de anotar el primer gol: “Lo queremos hacer por ella, que es una gran jugadora y mejor persona, y por el equipo”. Convertir la sentida ausencia, en un plus anímico.

Nacional se la juega en el Clausura,

Castillo es jugadora de la selección nacional charrúa y disputó el campeonato chileno con Colo-Colo y Santiago Morning.

Y quizás también les ayude que en esta ocasión la ventaja es del rival. Por lo tanto no habrá el riesgo de un exceso de confianza. Peñarol ya es campeón del Apertura y si perdiera el Clausura, habría que ir a una final. Nacional se jugará la vida en esa última jornada.

“Estamos enfocadas, con ganas”, apunta. Y ella estará lista para aportar lo suyo. “Antes de cada partido, y después de la última práctica, siempre me pongo a pensar donde puedo hacer daño a las rivales”. A Peñarol aún no le han hecho un gol después de siete jornadas. ¿Será en el clásico?

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: