Press "Enter" to skip to content

Fútbol femenino/Argentina LAS DIABLAS ROJAS quieren estar “CON LAS MEJORES”

Independiente de Avellaneda femenino mantuvo la categoría en la temporada anterior y ahora, en el arranque del profesionalismo, aspira a más. (Imagen principal cortesía del Club Atlético Independiente)

Javier Conde @fútbolella / @jconde64

El Rey de Copas, el Club Atlético Independiente con 7 Libertadores, busca su sitio en el femenino, luego de una travesía por el desierto, en la Primera B, de la que emergió con una campaña inmaculada de 32 partidos sin perder.

La temporada 2018-2019 fue la del regreso y esta, calcula el club, la de meterse entre los ocho, de 17,  que disputarán la fase por el campeonato.

El cuerpo técnico de las Diablas Rojas de Avellaneda, el barrio bonaerense que acoge a este histórico y linajudo club, está comandado por Diego Ríos, que tendrá como técnico alterno a Pablo Goglino y a Rodrigo Bracco en la preparación física. Alan Savich y Hernán Herrera se repartirán las tareas de delegado, y Paula Britez será la médica.

El once de Independiente contra Estudiantes en una de las jornadas finales del campeonato anterior. (Cortesía CAI)

El primer campeonato profesional del fútbol femenino de Argentina, en el que cada club de primera deberá de contar con, al menos, ocho jugadoras bajo contrato, subsidiados por AFA, tenía previsto arrancar el 15  de septiembre, pero fue pospuesto una semana más.

Catorce (14) chicas de Independiente disfrutarán del régimen profesional, porque el club asume el pago de las seis adicionales. La única extranjera es la uruguaya Camila Barrios, ex Unión de Paysandú, en su primera experiencia fuera de su país.

Poner a las “diablas” donde se merecen, va a tomar tiempo. El club lo sabe y trabaja por esa meta. En el pasado, Independiente peleaba los campeonatos en femenino.

Por sus filas, pasó, entre otras, Aldana Cometti, zaguera de la selección nacional, campeona de la Libertadores Femenina con Atlético Huila de Colombia y ahora enrolada en el Sevilla de la Primera Iberdrola de España.

El plantel es joven y humilde, con las jugadoras viviendo la ilusión de que les paguen por hacer lo que les gusta, que compensa sus esfuerzos diarios, en algunos casos de dos horas de viaje para llegar a los entrenamientos y partidos.

Noelia Pianovi, puro estilo.

Una de esas jugadoras ilusionada por el logro económico, lo celebró “invitando a su papá a desayunar”.Historias mínimas que van cambiando vidas.

Entre las referentes del grupo de Diablas están la capitana Noelia Pianovi, de Misiones, de 31 años, madre de tres hijos, que por cuestiones familiares y laborales había dejado el fútbol por una década!

En su regreso a las canchas, formó parte de la plantilla de Independiente que las devolvió a primera división. La sub capitana es Yanina Valenzuela, puntal en la zona defensiva.

Conseguida la permanencia en la temporada 2018-2019, el club de tanta historia quiere más: meterse en la lucha por el campeonato, “estar con las mejores”. Y esas fueron el año pasado UAI Urquiza, bicampeonas; River Plate, Boca Juniors, San Lorenzo, Universidad de Buenos Aires (UBA), Racing Club, Huracán y Lanús.

El club además trabaja con un grupo de chicas entre Sub17 y Sub20, de donde podrá surgir el relevo. El torneo por esas edades aún no tiene fecha definida para su comienzo.

Esas chicas, todas, las profesionales y las que aspiran serlo, las más experimentadas y las que se están formando, son patrimonio del club. Que, pensando en el futuro, se imagina vendiendo camisetas con el nombre de sus jugadoras. En un largo plazo cuya cuenta ya se recorre.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: