Press "Enter" to skip to content

Ellas cuentan el fútbol femenino “TODO EL TIEMPO tenemos que estar DANDO PRUEBAS”

Karen Todoroff, Patricia Pujol, Mariana Sequeira luchan contra la corriente: que patadas, cabezazos y goles tengan una mirada de mujer en un territorio apropiado por los hombres. “Es un sumar para todos”, comparten. (Imagen Principal: Todoroff, Pujol y Sequeira/ cortesía @gurisesunidos)

Javier Conde @futbolella / @jconde64

Se encuentran y hablan bajo una carpa en el Velódromo Municipal de Montevideo en los alrededores del estadio Centenario, durante el primer encuentro de fútbol femenino: una actividad lúdica y reflexiva, a la vez, a la que convocan #Ellas Juegan, Gurises Unidos, Gol Al Futuro y la Secretaría Nacional del Deporte.

Es un placer oírlas: no hay formalismos, ni poses, cada una es cómo es. Se ríen, se ponen serias, vuelven a reír y van poniendo los acentos aquí y allá.

Todoroff, es salteña, del Departamento de Salto, obvio, y mamó, usa ese verbo, fútbol desde pequeña porque en su casa los domingos se seguían los partidos y se peleaba en “buena onda”, unos por Peñarol, otros por Nacional.

Un camino recto la llevaba al fútbol y por ahí encontró el periodismo deportivo. “El principio fue costoso”, dice esta periodista, locutora y analista en gerencia deportiva.

Pujol, es del barrio La Teja, el barrio del Club Atlético Progreso, del que es socia porque desde que dio sus primeros pasos, casi, ese club además del fútbol era también una forma de hacer política y el país apenas salía de la dictadura. Le gustaba escribir, quizás estudiaría literatura, pero se descubrió periodista. Y ha escrito libros y sigue escribiendo y narrando por TV (los dos últimos mundiales femeninos) y radio. “No hay demasiadas mujeres en los medios en lugares donde se definan cosas”, apunta.

Sequeira es profesora de educación física y futbolista en vías, dice y ríe, de jugar con veteranas. El periodismo fue un flechazo inesperado cuando asistió al programa radial Con la cabeza en los pies (tremendo título, digo yo).  Está en Telenoche, del Canal 4. “En los medios masivos el fútbol femenino no existe, a pesar de que está creciendo a pasos agigantados”, consigna.

Las tres se pasan el micrófono, se interrumpen de buen modo, admiten sus errores, más caros en ellas y coinciden en que perdieron el miedo y en que no bajarán los brazos. El miedo a la crítica de ellos, puntillosos y con desdén. Todoroff lo suelta: “Todo el tiempo tenemos que estar dando pruebas”. Sequeira la secunda: “Hay una doble discriminación hacia las mujeres”.

Danilo Mannise y Valentina Prego, del fútbol femenino de AUF, en otra charla del primer encuentro de fútbol de mujeres. (@gurisesunidos)

Y Pujol cuenta una anécdota que recuerda de sus 11 años de trabajo en cancha: un día debía debía buscar la alineación en los vestuarios y cuando se topó con el responsable y le mostró su carnet de AUF y le pidió los nombres, el hombre riéndose, simpaticón, le espetó: “juegan 11”.

Y decidió responderle al sujeto de marras. “estoy trabajando y si fuera hombre no harías ese comentario con sorna”.

Fue un momento de ruptura, porque Pujol solía dejar pasar esas pequeñas –grandes– agresiones. Sequeira también, dice, aprendió a rebelarse y Todoroff insiste en que perder el miedo “es fundamental para crecer”. Y ella fue víctima viralizada de “una desatención de siete segundos en 90 minutos” y lamenta que hasta sus amigos “me mandaban el video muriéndose de la risa”.

Se discrimina el fútbol de ellas y se discrimina la forma de contarlo por ellas. Pero estas tres mujeres –con muchas horas de fútbol en las retinas, cada vez más sueltas, cada vez más seguras–  redoblan su apuesta por el balompié de mujeres, porque se reconozca su existencia y crecimiento, porque llegue a las pantallas y porque triunfe la inclusión.

Y no se trata, concuerdan, en que ellas cuenten lo que hacen otras ellas. De canchas divididas: aquí los hombres, allá las mujeres. Inclusión es un asunto mixto. “Es un sumar para todos”, y casi lo firman ellas.

La jornada en el Velódromo con una zona de stands, ejercicios y juegos con pelotas en una mínima cancha de fútbol 7, y la carpa para sentarse y hablar y escucharse, convocó, entre otras personas, a la presidenta del Consejo de Fútbol Femenino de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Valentina Prego, a Danilo Mannise, de la Mesa Ejecutiva del Fútbol Femenino, Stefanía Maggiolini, DT de Defensor Sub19, y a Graciela Rebollo, que condujo a la primera selección femenina charrúa a un mundial de fútbol en 2012.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: