Press "Enter" to skip to content

“El fútbol femenino NO SE DESARROLLARÁ sin derechos de formación”

Paula Navarro es la campeona con Santiago Morning en Chile. Feminista y apasionada, apunta más allá del terreno de juego. “Me interesa llegar a la presidencia de la federación”: palabra de mujer. (Imagen principal/ cortesía Paula Navarro)

Javier Conde @futbolella / @jconde64

La interrumpo mientras responde correos electrónicos al final del día. Vive de y para el fútbol. Las 24 horas del día, los siete días de la semana, dice; lleva meses sin un día libre, es un hecho, no se queja. Paula Navarro, ex jugadora de la Universidad de Chile, 12 años al frente de las bohemias del Morning, piensa en grande y va paso a paso. Pero son zancadas de futbolista.

Su atención ahora es preparar a su equipo para la Libertadores femenina de octubre próximo en Ecuador“cuidando los detalles mínimos”, apunta– y lograr el bicampeonato en Chile.

Y este sábado pasado, en la cita de las citas, su equipo se  impuso 2-1 a Colo-Colo y le arrebató la punta. Aún falta un trecho del campeonato 2019, en su nuevo formato, pero esa victoria vale su peso en oro.

Las bohemias campeonas, a su primera Libertadores.

Navarro ha disputado cinco finales seguidas con su equipo, de las que ganó la última. “Esto es un proceso, no se da de la noche a la mañana, y el club lo entendió”, explica.

A punto de dirigir el equipo masculino en 2017 –con el apoyo del presidente Miguel Nasur: “la Paula tiene todos los méritos” –, Navarro, sin abandonar ese anhelo, dispara por otro lado: la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de su país. “Más me interesa llegar a la Presidencia”, adelanta, y recompone, sus metas.

Tiene pasta de dirigente, tiene ideas y verbo de dirigente, como en adelante consta,  pero, por ahora, se siente bien en su club y aceita y refuerza su once de la única manera que sabe –“entrenando mucho” – para disputar el título de la undécima Libertadores. Colo-Colo, el acérrimo rival, alzó la copa en 2012.

La clasificación antes del clásico del sábado 14/9.

Será su primera participación en el torneo sudamericano y esperan no pasar inadvertidas. Las “bohemias” se reforzaron con tres jugadoras de alto calibre, recién llegadas del Mundial de Francia, el primero al que asistió la roja femenina.

  • Karen Araya, una mediocampista de 28 años, de talante ofensivo, de vuelta en el equipo, tras haber jugado en Brasil y España
  • María José Rojas, una prolífica delantera de 31 años, que ha jugado en Estados Unidos, Alemania, Australia, Lituania y Japón.
  • Su Helen Galaz, defensa, también de 28 años y también con experiencia en el fútbol español.

En el campeón chileno militan además tres chicas de Haití –“hay una comunidad haitiana muy grande en el país, y las contactamos”, señala– que son Borgella Roselord, Lindsay Zullo y Kherly Theus. Y no podía faltar una de Venezuela, el país que más exporta jugadoras después de Estados Unidos, que es María Rodríguez.

Un festejo con color caribe.

Catorce de las futbolistas de Santiago Morning tienen contratos profesionales, al igual que el cuerpo técnico que encabeza Navarro, debidamente registrados, caso único en el fútbol chileno. La DT, además de comandar el equipo mayor, coordina toda la sección femenina que incluye a la categoría Sub17, dirigida por Andrea Mardones, y la Sub15, por Daniel Jerez.

“Obviamente, el objetivo es conseguir el título, me había dicho días antes el gerente deportivo del club, Ignacio Ovando que, reservado, se reserva, y valga la redundancia, cuál es el presupuesto de la sección femenina del “bohemio”. Le cito la nota de Capiatá, publicada semanas atrás en fútbolella, en la que el gerente de ese club paraguayo confirma un presupuesto de 150 mil dólares anuales para el equipo de mujeres.

“A ver”, dice, y saca cuentas. “Mucho más el nuestro”, concluye.

LAS JUGADORAS, “NUESTRO PATRIMONIO”

Refuerzo de alto calibre.

A Paula Navarro le gusta que su equipo tenga el balón, que construya mucho, que haya un equilibrio en todas sus líneas. “Es un modelo que hemos estructurado” y que ella resume en un par de palabras: “ser protagonistas”.

Una filosofía, por decirlo de alguna manera, que también la dibuja a ella. No esconderse, ni dentro, ni fuera de la cancha. Es lo que sale, como explosión, cuando se le pregunta sobre el potencial del fútbol femenino sudamericano.

“Tiene mucho futuro”, y toma aire y dispara a ráfagas:

“Necesitamos urgentemente reglamentar los derechos de formación de las jugadoras”, una.

“Si no se reglamentan, los clubes no van a querer invertir”, otra.

“Aquí viene un club extranjero y se lleva a una jugadora y no deja ni un peso”, recarga y sigue.

Navarro cuenta que días atrás estuvieron en Santiago de Chile dirigentes de Conmebol y les dijo lo mismo y, casi seguro, con vehemencia. “Sin derechos de formación, el fútbol femenino no se desarrollará”, reitera.

  • ¿Y por qué no se reglamentan?
  • Se excusan en que están esperando instrucciones de Fifa y yo creo que no es así…tienen que entender que nos están quitando lo más imporante, las jugadoras, que son nuestro patrimonio.

Falta voluntad, apunta; Conmebol nos tiene que cuidar, reclama; todos los países se tienen que unir en esto, propone. Y que vengan, que vengan los clubes, invita, “pero que paguen”. Es Paula Navarro con la cancha para ella.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: