Press "Enter" to skip to content

PEÑAROL femenino GANA hasta en el descuento

Un gol  en el minuto 92 de Ximena Velazco –muy activa durante todo el partido– define el duelo con Colón en la segunda jornada del Clausura uruguayo.

Javier Conde @futbolella / @jconde64

Las carboneras enlazaron su undécima victoria consecutiva en 2019. La última derrota fue hace ocho meses (y un par de días) en el primero de la final de 2018 contra, precisamente, su rival en esta soleada mañana invernal del 11 de agosto.

Colón y Peñarol que atesoran los últimos seis títulos del femenino charrúa siempre deparan contiendas inciertas. “Fue muy parejito”, comentó el DT rojiverde Eric Berindelli, que lamentó las oportunidades falladas. “No las supimos aprovechar”, zanjó.

El partido fue muy disputado, con pocos espacios para la maniobra y escasas opciones frente al arco. La lateral de Colón Ana Paiva sacó un balón en la raya en el primer tiempo y una canilla salvó in extremis la portería de Peñarol en el complemento.

Las capitanas Lorena González y Florencia Vicente antes del inicio del partido en Parque Rentistas. (@AUFfemenino)

Y hubo un gol antes del gol definitivo: un cabezazo de Lorena González a un corner sacado por Crisbelis Abraham que entró junto al palo derecho de la  golera aurinegra Sofía Olivera. Pero fue anulado por una falta previa, lo que desató la gritería de los seguidores de Colón. No fue la primera, ni la última.

Cada equipo apostó por un esquema diferente: Peñarol arma una suerte de 4-1-4-1, con Agustina Arambulo como la alcabala en el medio y Lourdes Viana la referencia arriba, siempre pisando el área, y Ximena Velazco apareciendo en las zonas donde se recupera y arma el ataque. Colón lo hace con un 4-4-2, confiando en la velocidad de sus atacantes, Jennifer Clara y Giovanna Salati, muy separadas  sin embargo una de la otra, y en la clarividencia de Abraham, recostada por la izquierda.

El bicampeón es un bloque compacto y ordenado, trabajado físicamente producto de un entrenamiento regularizado y que, además, se reforzó para el Clausura con la venezolana Idanis Mendoza, ex Colón, que salió de titular en su segundo partido con las aurinegras acompañando a Daiana Farías en el centro de la defensa.

Daniel Pérez, su DT, tres veces campeón en el femenino, valora la experiencia y el recorrido de sus jugadoras. “Fue un partido muy duro, Colón marcó muy bien. Hicimos un partido inteligente y sacamos ventaja físicamente en los finales”, analizó.

El once de Colón incluyó a tres chicas de la categoría Sub19 –la golera Brisa Da Silva, la central Maytel Costa y la mediocampista Oriana Fontán– y en la segunda parte agregó a  dos más –Edith García y Julieta Morales–, expresión de la calidad de su cantera y también de la dificultad para armar el cuadro del primer equipo

Cuando Colón pudo bajar el balón y jugarlo a ras de piso, rehuir del choque y desatar triangulaciones rápidas entre Fontán, Clara y Abraham, aparecieron los espacios y hubo la sensación de peligro: más en la segunda mitad que en la primera.

A punto de bajar el telón,  Paula Viera, que había entrado por Denisse Dufau, puso un balón en el área que fue tocado suavemente por Velazco, siempre está donde tiene que estar, y lo anidó en el rincón izquierdo del arco de Da Silva. Peñarol ratificaba que nunca se va del partido.

“Creyó que iba fuera”, explicó Berindelli. La golera rojiverde, de gran tamaño y muy segura durante todo el partido, quedó desconcertada por esa pelota saltarina y en cámara lenta que parece sentenciar muy pronto el destino de Colón en el Clausura, por detrás de Nacional y Peñarol y alejado en la tabla anual.  

“Cumplimos nuestro objetivo hoy, que era sacar a Colón de la pelea por la anual y para estar en el clausura tendrá que ganarle a Nacional (la semana próxima) y eso nos favorece”, remató Pérez.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: