Press "Enter" to skip to content

Fútbol femenino uruguayo EDITH GARCÍA: la chica que INTERPRETA los partidos

En marzo cumplió 17 años, es menudita, y le da sentido a cada pelota que toca. “Cuando juego, dice, siento que me desconecto, que estoy más viva”. “Tiene unas condiciones para su categoría que asombran”, comenta su técnico, Agustín Rondan. (Imagen principal. Edith García, con el balón dominado, frente a Peñarol/ Cortesía EG)

Javier Conde  @fútbolella / @jconde64

Edith García juega al fútbol –y muy bien–, le gusta estudiar porque aprende cosas nuevas, oye música y si un libro la atrapa, se lo devora. Como le está ocurriendo con La pura verdad, un texto del profesor y escritor estadounidense Dan Gemeinhart que trata de un chico llamado Mark que sueña con escalar una montaña.

Mark tiene unos padecimientos de los que tal vez no se pueda curar y por eso coronar la cima del monte Rainer, a la que se lanza con  su perro Beau, se convierte en un objetivo. Y en una liberación.

“No sé como explicarlo, dice Edith, con una voz queda y sutil, el fútbol es una forma de desconectarme de lo que pasa en mi vida, siento muchas emociones”.  Una liberación.

La Sub19 de Colón con Edith García al centro en la fila delantera. (@femeninocolon)

Y también sueña con escalar una montaña: llegar a ser profesional, debutar en la selección celeste.

Proviene de la que quizás es la mejor cantera del fútbol femenino charrúa: Colón.

El equipo rojiverde aunó cuatro campeonatos consecutivos (2013-2016), una semifinal de la Libertadores femenina (2016), dos subcampeontatos (2017 y 2018) y aportó siete jugadoras a la primera selección femenina mundialista de este país en 2012, categoría Sub17.

Yamila Badell, Pamela González, Belén Aquino, entre tantas otras, han vestido la camiseta de Colón. Edith lo hace en la categoría Sub19 pero debutó con la primera en el Apertura de este año. “Dos minutos”, vuelve a decir.

Un poco más porque jugó contra Liverpool, Peñarol y Nacional.Es otra cosa”, comenta de esa experiencia iniciática. “Es gente más grande, más alta que yo, otro tipo de juego”, añade. Y admite que hubo algo de presión pero “está bueno”.

Juega desde los cinco años alentada por una casa de futboleros: el abuelo y el padre, ambos llamados Carlos García, y el hermano mayor, Ariel, que compitió en las juveniles de Danubio, le dieron a la pelota. “A mi me encantó y empecé”, suelta. En su breve currículo figuran los nombres de Gremio y CityPark, en Minas, donde la familia vivió un par de años, y Terremoto, de Buceo. “Con Colón llevó casi cuatro años”, precisa.

Edith es una jugadora muy completa, muy inteligente”, comenta Jaime Morales, el DT español que la entrenó en el primer semestre de este año. “Entiende muy bien los espacios entre líneas, tiene una visión de juego enorme, sabe interpretar las estrategias y los movimientos, va a llegar muy lejos, muy lejos”, analiza.

Morales, que se siente agradecido por haber dirigido al grupo de chicas juveniles de Colón, destaca que, además, Edith es de las primeras a la hora de entrenar, que escucha con atención “y siempre está dispuesta a dar lo máximo, lo que es fundamental en una jugadora”. Como persona, le da el dorsal 10.

Las opiniones del DT español las corrobora Agustín Rondan, el actual preparador de la Sub19 rojiverde. “Tiene unas condiciones para su categoría que asombran”, dice. Y puntualiza: muy técnica, controla bien el balón, juega en corto y tiene buen pase largo, lo hace fácil y le pega muy bien al balón.

Rondan juega con un triángulo en el medio, del que se descuelga Edith para pisar el área. “El nos pide, habla ella, que no nos compliquemos con el balón, buscar lo simple y si hay que definir, que definamos”.

(Cortesía Fútbol Femenino Uruguayo)

Estudiante del último año de bachillerato en deportes, duda entre la psicología deportiva y la preparación física como continuación de sus estudios. Su padre es su principal crítico. “Después de cada juego me dice lo que hice mal, lo que pude hacer, y lo que hice bien”, cuenta.

Y se fija, por su parte, en gente que le da sentido al balón: la estadounidense Tobin Heath y el español Andrés Iniesta. “Siempre quiero mejorar”, confía. Es la única forma de escalar montañas.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: