Press "Enter" to skip to content

Fútbol femenino uruguayo UNIÓN DE PAYSANDÚ busca tercer título en COPA NACIONAL

Creado el 7 de julio de 2012, suma dos campeonatos y dos semifinales en el torneo de la Organización de Fútbol del Interior (OFI). “Entrenamos en una cancha a media luz”, advierte Miguel Merentiel, Presidente y Director Técnico.

Javier Conde @futboella / @jconde64

Somos humildes”, dice, como un susurro, Merentiel cuando explica cómo se financia este equipo, de corta y exitosa trayectoria. “Vendemos raviolis, pasteles, empanadas”, cuenta. El trabajo voluntario de los padres suplanta la falta de apoyo institucional y empresarial.

La familia de Merentiel es futbolera. Un sobrino, de igual nombre y apellido, juega en Godoy Cruz de Argentina y “la tía Rosa” (Albarenque) es el alma del cuadro rival San Miguel y la promotora del fútbol femenino en este Departamento del centro norte uruguayo. “Sin ella no hubiese nada”, expresa el dirigente y entrenador.

Es unos minutos Merentiel resume la historia de Unión: “lo creamos el 7 de julio de 2012 como un equipo de fútbol sala,  que luego salió campeón departamental; al siguiente entramos al campeonato de OFI y llegamos a octavos de final y nos llevamos el local, ya en fútbol 11”.

Y ahí se inició la senda del éxito: campeones locales 2014, 2016, 2017 y 2018; de la Copa Nacional de OFI 2015 y 2016 y semifinalistas en 2014 y 2017.  El año pasado lo eliminó en cuartos de final Centenario de Fray Bentos, que saldría campeón.

Recuerdo del campeonato de OFI de 2015. (Cortesía Miguel Merentiel)

En la primera fase de la 17ª. Copa Nacional  de OFI les basta un empate para avanzar a la etapa de eliminatorias directas tras sumar tres victorias y un empate en el grupo que comparte junto con Laureles de Fray Bentos, Peñarol de Mercedes y Litoral, también de Paysandú. Dos clubes clasifican por cada uno de los siete grupos de cuatro equipos y dos por los restantes dos grupos de tres equipos.

Los títulos alcanzados por este modesto club sanducero –gentilicio de los nacidos en Paysandú– produjo, de acuerdo a Merentiel, un crecimiento inusitado del fútbol femenino local. Hasta 14 equipos participan en la liga departamental, que se desarrolla el sistema de Apertura y Clausura a dos vueltas en cada uno y con una final si los campeones de cada trecho fueran distintos.

De 42 años y empleado de una empresa maderera, Merentiel que fue enganche en sus días de futbolista –el que enlaza el equipo con el ataque– dispone de un plantel corto de 23 jugadoras que “se van rotando entre el torneo local y el nacional”, que se disputan en simultáneo.

El primer título de la Copa Nacional de OFI del año 2015. (Cortesía Miguel Merentiel)

La edad de sus jugadoras oscila entre los 16 y 35 años y entre ellas destacan Stephanie Tregartten, ahora de baja por embarazo, que ha sido convocada a selecciones juveniles y mayor de Uruguay; la goleadora Stephany Martínez ;  la última defensa Miriam Gutiérrez y la marcadora derecha y mediocampista Karen Gómez, “que es hermana, apunta Merientel, de Maxy Gómez”, goleador en el Celta de Vigo que acaba de negociarlo al Valencia, ambos cuadros españoles.

Otra de sus figuras fue Camila Barrios, de 21 años, recién incorporada a la disciplina de Independiente de Argentina.

Unión entrena en una cancha “con dos foquitos” y dispone para los juegos de local del estadio Don Bosco de Bella Vista, equipo que en 2018 se alzó con el título de OFI en masculino. “Los apoyos al fútbol femenino son contados”. Lo dice sin queja, como la realidad que es.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: