Press "Enter" to skip to content

Fecha histórica en Gran Parque Central /Fútbol Femenino: 4 VICTORIAS POR LADO EN LOS CLÁSICOS

Nacional y Peñarol deciden el sábado el campeón del Apertura uruguayo, con más de cuatro mil entradas a la venta y un dispositivo de seguridad semejante al del fútbol profesional. (Imagen principal cortesía Club Atlético Peñarol)

Javier Conde @futbolella / @jconde64

“Será un antes y un después”, dice Javier Noble, coordinador del fútbol femenino de Nacional, sobre el clásico femenino que se realizará por vez primera en un escenario como Gran Parque Central, con más de un siglo de historia que acogió, en 1930, uno de los dos primeros juegos del primer Mundial de fútbol. “Las jugadoras viven ansiosas las horas previas al partido”, apunta.

Y no es para menos. De jugar los clásicos con listas de invitados, por disposiciones de la seguridad de Asociación Uruguaya de Fútbol, AUF,  y de los propios clubes, a alcanzar la visibilidad que se merece el fútbol femenino uruguayo que transita por su vigésima cuarta temporada consecutiva. El clásico puede ser un imán para que el fútbol de mujeres conquiste el gusto popular. Y eso importa más que el resultado.

Aunque para ambos clubes ganar el sábado tenga un sabor especial y una recompensa mayor: el que triunfe se lleva el Apertura, el primer torneo del año y pone un pie en la Libertadores de 2020. A Nacional le basta con el empate porque llega a la última jornada con un punto de ventaja sobre “las carboneras”.

Datos recopilados por Gabriel López (@Estadista75).

Teresa Costa, delegada de Nacional ante la AUF, quiere que su equipo “de la vuelta en su propio parque”. Mujer de bajo perfil, de trabajo callado y eficiente, siempre anheló ver el clásico en Parque Central. “Trasladamos esa inquietud y luego la gerencia deportiva, con Sebastián Perona a la cabeza, y Javier Noble, que formalizó la petición, hicieron llegar la idea a la directiva del club”, comenta y apunta, a la vez, que “siempre respeta las jerarquías”.

Será el del sábado (a las 15 horas) el décimo segundo clásico femenino, con un saldo muy parejo en victorias, cuatro para cada club, y tres empates. El primero, que Costa tiene fresco en la memoria, fue una victoria abultada de Nacional 7-0 sobre su eterno rival que hacía su debut en el femenino ese año de 2013. Desde entonces, los clásicos son apretados, intensos y de pocos goles. Nacional saca ventaja en tantos: 16 a favor por nueve recibidos.

La acuciosa recopilación corresponde a Gabriel López, el hombre de los numeritos del fútbol femenino uruguayo.

La decisión de abrir el clásico al público, caro anhelo de las jugadoras, supuso más de un mes de trabajo desde que se suspendió su realización, por inclemencias del tiempo y otros factores, el pasado 17 de junio. De haberse efectuado entonces habría sido con las famosas listas de invitados, elaboradas por cada equipo que evitan, ciertamente, cualquier altercado y son igualmente efectivas en ahuyentar la asistencia.

“Nuestra idea siempre fue que se vendieran entradas”, precisa Noble, que cuenta que al hacer la propuesta el mes pasado se les dijo que se carecía del tiempo necesario para organizar el espectáculo con la seguridad requerida. “Lo entendimos pero nos quedamos con esa sensación de amargura”, añade.

Nacional, líder el Apertura 2019.

Para aquella ocasión, fútbolella consultó a los encargados del femenino de ambos clubes, el propio Noble y  Alexandra Mazurkiewicz, por Peñarol, quien con sentido autocrítico señaló que “los clubes estaban en deuda” por la permanencia de las medidas restrictivas.

Una deuda que empieza a despejarse con la decisión de Nacional, local en el clásico del sábado, de disponer de Gran Parque Central días antes de acoger un partido de octavos de final de la Libertadores masculina y asumir todos los costos que supone el despliegue de seguridad como si se tratara de un juego del campeonato profesional masculino.

“Tuvimos el apoyo de la gerencia deportiva, que se encargó de  la interna del club, requirió mucho esfuerzo porque nunca se había hecho. Se trabajó con discreción para no sacarlo a la luz antes de tiempo y que pudiera resultar un tiro por la culata. En fin, un esfuerzo encomiable del club”, resume Noble.

Peñarol, bicampeón 2017-2018.

Para esta fecha singular del fútbol femenino se pusieron a la venta por medio de la plataforma Tickantel, desde el lunes 15 y hasta el viernes 19, más de cuatro mil entradas, cuya salida se irá chequeando para autorizar un número mayor si fuera el caso. Noble admite que nadie sabe cuál será el “escenario posible, ni si se venderán todas las entradas, pero es un primer paso”.

Las entradas tendrán un costo de 200 pesos (6 dólares aproximadamente) y serán gratis para los menores de 10 años acompañados por una persona mayor. La prensa deberá acreditarse o contar con el carnet vigente emitido por AUF.

Para Diego Testas, DT de Nacional en su primera temporada en el fútbol femenino, la fecha es aún más especial. “Es un sueño dirigir mi primer clásico en el templo del fútbol”, dice. Desde el principio apoyó, comenta, las gestiones de Noble para disputarlo sin restricciones en el Parque Central. “Las jugadoras están muy contentas, con una gran motivación para un partido que será parte de la historia del fútbol femenino uruguayo”, remata.

Desde la otra acera, Daniel Pérez, DT campeón con Peñarol en 2017 y 2018, que ha ganado todos sus partidos del Apertura pero perdió tres puntos por una alineación indebida, celebra la “gran propuesta” de realizar el clásico en Parque Central. “Ellas, las jugadoras, lo reclamaron como gran protagonistas que son”, recordó.

“Es un escenario no habitual para nuestro fútbol y nos motiva y nos hace pensar que será un paso más para seguir en crecimiento”, agregó el DT, que también reconoce que sus chicas están “con los nervios y la ansiedad que genera un clásico”.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: