Press "Enter" to skip to content

Copa Nacional de OFI LAURELES FC: Novato en el FÚTBOL FEMENINO con un siglo de historia

El campeonato alcanzado por Centenario FC en 2018 produjo la explosión del balompié de mujeres en Fray Bentos.

Javier Conde  @futbolella/ @jconde64

En el margen oriental del Río Uruguay está Fray Bentos, la capital del Departamento de Río Negro, una pequeña ciudad de algo más de 20 mil habitantes donde se dice comenzó la Revolución Industrial del Río de la Plata en la segunda mitad del siglo XIX.  

El extracto de carne producido por la planta Liebig Extract of Meat Co. (Lemco) puso a Fray Bentos en el mundo. Julio Verne, nada menos, en De la Tierra a la Luna (1865) hace a sus personajes tomar un “excelente caldo(…) de las deliciosas tabletas Liebig disueltas en agua caliente”. La latica de Fray Bentos Corned Beef alimentó tropas durante las dos grandes guerras.

En el mundo, en una lata.

Todo es prematuro en estos parajes. Y no solo de carne vive el hombre.

El fútbol, por ejemplo. Laureles FC, por ejemplo, fundado en 1907 y que dispone en la actualidad de un complejo deportivo de seis hectáreas, donde se preparan sus equipos de baloncesto, hockey y fútbol. Y desde diciembre del año pasado su flamante Laureles FC femenino.

“Tenemos fichadas 46 jugadoras”, dice el abogado Narcizo Belli, presidente de la institución. “¿Tantas?”, “Sí, porque muchas son jovencitas de 15 años y en septiembre habrá el campeonato Sub16 de OFI (Organización de Fútbol del Interior)”.

Hasta el año pasado en Fray Bentos solo el club Centenario se dedicaba al fútbol de mujeres. Y en 2018 tocó el cielo al derrotar al poderoso Arachanas de Melo en la final de la Copa Nacional de OFI.

El once femenino de Laureles FC. )Cortesía Laureles FC)

“Sí, dice Belli, después de eso se crearon cuatro equipos femeninos más: Laureles, Figuritas, Anglo y Matogroso”.

Y a principios de este año pudieron organizar el primer campeonato de fútbol femenino de Fray Bentos, que ganó Centenario, claro está, y fue segundo Laureles, lo que le dio derecho a participar en la 17ª. Copa Nacional de mayores de OFI. (Copa OnuMujeres)

Laureles es uno de los 34 equipos, divididos en 9 grupos, que participan en el torneo. A falta de dos jornadas de la primera fase, sueñan con el pase a octavos de final. “Estamos esperanzados”, comenta Conrado Cerrilla, que comparte la dirección técnica de las chicas con Mauro Anselmi.

De 37 años, de profesión policía, Cerrilla fue jugador “polifuncional” del Atlético Anglo (la fábrica Liebig luego por razones de geopolítica pasó a llamarse Anglo), club también fundado en 1907 y gran rival de Laureles.

Un montón de jovencitas forman parte del plantel de Laureles. (Cortesía Laureles FC)

“Las chiquilinas están haciendo sus primeras armas en el fútbol”, advierte. En diciembre de 2018 hicieron una convocatoria con gran receptividad, empezaron a entrenar en enero y a partir de febrero el torneo de la ciudad. “Se notó el nerviosismo en el primer juego de la Copa Nacional, porque era un rival de afuera, que no conocían las chicas”, sigue Cerrilla.

El DT reconoce el impacto del triunfo de Centenario “que destapó la olla” del fútbol femenino, a lo que siguió después un campeonato de futsal femenino organizado por la Intendencia local “en el que participaron más de 500 jugadoras”.

Laureles abrió también una escuela de fútbol para niñas de 6 a 14 años que comenzó preparando Shana Palacios, ahora ficha de Nacional de Montevideo , y en su lugar asumió el profesor de educación física Emiliano Acosta.

“Queremos hacer un equipo competitivo y, sobre todo, que se mantenga en el tiempo”, apunta Belli.

La alegría de marcar. (Cortesía Laureles FC)

Cerrilla, que comparte la preparación de Laureles femenino, con el adiestramiento de los niños del baby fútbol y del equipo de futsal Garufa (junto con Anselmi también), saca cuentas para la clasificación de su equipo: “si ganamos este fin de semana a Peñarol de Mercedes y Litoral de Paysandú no gana, decidiremos contra ellas el próximo partido”.

Belli, mientras tanto, al frente de la comisión directiva, da cuenta de los esfuerzos realizados, con éxito, para hacer posible la disciplina del fútbol femenino al fin en su longevo club: tienen el sponsor Aliar, una empresa de construcción que trabaja para la planta UPM de celulosa, también célebre por el conflicto que su instalación desató con la vecina argentina.

“Logramos compartir gastos con Centenario al usar nuestras instalaciones, la venta de entradas nos permite además cubrir costos y la rifa de OFI es una de gran ayuda”, contabiliza.

Tardó, pero el fútbol femenino llegó para quedarse en Fray Bentos.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: