Press "Enter" to skip to content

Peñarol se acerca a la punta Liverpool CONTUVO al líder Nacional

El ascendente equipo de Belvedere empató 2-2 con el tricolor en un duelo intenso y sin desmayo en la séptima jornada del Apertura del campeonato femenino uruguayo. (Imagen principal: las capitanas con el trío arbitral antes de un juego que levantaría chispas/ Cortesía Liverpool)

Javier Conde @futbolella / @jconde64

Todo, o casi, invitaba a una mañana futbolera: cielo despejado, clima agradable y dos rivales que se tienen ganas. “Fue un gran partido, jugado como una final”, soltó Charly Mato al concluir el extenuante partido, el DT de Liverpool. “Nos encontramos con dos goles muy rápidos, pero la actitud fue buena y estuvimos a un penal de revertir el resultado”, dijo Diego Testas, timonel de Nacional.

A escasos minutos del final, Juliana Castro –la goleadora histórica del femenino de la Asociación Uruguaya de Fútbol, AUF – falló la pena máxima. La 7 del tricolor había descontado en el primer tiempo con otro penal: lanzado a la derecha de la golera Anabel Ubal. Cambió de lado en el segundo y se fue el balón y la victoria.

El partido, jugado con ritmo, intensidad y roce, probó el ascenso de Liverpool, que paso a paso se convierte en un contendiente serio, y sacó la casta de un peso pesado como Nacional que estuvo a un tris de enlazar la séptima victoria consecutiva.

Con el empate suma 19 puntos y Peñarol, que se impuso 2-0 sobre Línea D/Plaza Colonia, le respira en la nuca con un punto menos. El clásico se disputará en la última jornada del Apertura en dos semanas.

Nacional dominó y creó más ocasiones, pero nunca estuvo cómodo sobre la cancha del parque Keguay, a las afueras de Montevideo. Liverpool dispuso de una línea de cinco atrás, con tres en el fondo y dos volantes que subían y bajaban. “Nacional ataca mucho por las bandas y lo que pensamos fue cerrar muy bien atrás”, apuntó Mato.

Adriana Castillo hizo el gol del empate para Nacional.

“La cancha no se presta para nuestro juego, precisó Testas, es ideal  para el juego que propone Liverpool, abroquelado en el fondo y  salir rápido en contragolpe con la única jugadora que se encontraba arriba”.

Esa de arriba fue Victoria Sena, un dolor de cabeza para la defensa de Nacional. A los 16 minutos aprovechó una confusión de la zaga tricolor al tirar el offside y llegó sola frente a Shana Palacios: definió por abajo y a la izquierda. “Es un toro, va arrancando despacito y cada vez es más rápida hasta que se hace imparable”, alabó Mato a su delantera. Para él, la mejor nueve.

Seis minutos después Martina Terra, incansable todo el juego, cabeceó un corner a la red. Y en un abrir y cerrar de ojos el líder estaba contra la cuerdas.

El equipo de Testas apeló al carácter y la experiencia para acorralar a un rival que nunca se rindió y que ofreció un despliegue solidario y generoso, metió pierna y mantuvo el orden, con la número 5 Nadia Benítez como pegamento entre líneas, recordando a sus compañeras las marcas, a la vez que salía con pelotas largas para Sena.

A los 41 minutos una mano dentro del área es pitada penal por el principal Gonzalo Pérez – que dejó jugar, a veces en exceso- y Castro la embocó. En el minuto final del primer tiempo, Adriana Castillo tomó un rechace en el balcón del área, le pegó, dio en el palo derecho y entró.

“SE LA COMPLICAMOS”

Nadia Benítez es menuda, morena y comenzó a jugar a los 30 años. Es de esas jugadoras que tienen el partido en la cabeza. Un paso delante de la defensa, sale al corte y trata de dar salida limpia al balón. “Somos un equipo de guerra y ellas de toque”, comentó.

“No pudimos sostener la ventaja, nos pusimos un poquito nerviosas y Nacional se nos vino encima”, analizó. El empate, sin embargo, es un éxito para Liverpool. “Se la complicamos”, añadió la 5 de las negriazules.

A Testas no lo sorprendió Liverpool aunque si su eficacia:  “Tuvieron dos o tres llegadas y nos hicieron dos goles”.  El DT de Nacional sería expulsado mediado el segundo tiempo por protestas reiteradas al árbitro. Al final del partido lo buscó. “Le dije que en ningún momento le falté el respeto”, contó.

En la segunda parte, ambos equipos sintieron el rigor del partido. Mucha lucha en el medio pero escasas oportunidades frente al arco, salvo la errada por Castro. Testas hizo cambios para refrescar a sus jugadoras, sin tocar el sistema, “seguir atacando por afuera, para buscar un centro o un desborde que nos diera el gol, mejoramos pero no nos alcanzó”.

A Mato le pareció justo el resultado. “Muy contento, el equipo se cerró muy bien y el punto más alto siempre lo encontramos en la canaria (Luisina García), que es la que va a las personales, le toca siempre la más difícil. No hay queja alguna”, agregó.

En otros resultados de la primera A fueron, además de la victoria de Peñarol, Progreso superó 3-0 a San Jacinto/Rentistas; Colón ganó 2-1 a Bella Vista. El Fénix-Canelones vs River Plate fue la goleada de la jornada: 6-0 para las primeras.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: