Press "Enter" to skip to content

Fútbol femenino del interior PALMIRENSE: “Cuatro años quedándose en la orilla”

Más allá de Montevideo, que las mujeres jueguen al fútbol es una tarea aún más ardua. He aquí un club que lucha en la cancha y fuera de ella.

Javier Conde @futbolella / @jconde64

Los padres son el soporte del fútbol. De chicos y de chicas.

“Hacen rifas, vender raviolis, pizzas, de todo”, cuenta José Dávila, entrenador de Palmirense de Nueva Palmira, ciudad recostada del río Uruguay en el departamento de Colonia, de un poco más de 10 mil almas.

El Club Palmirense abrió su sección femenina en 2011 y Dávila está allí desde entonces. Tienen tres equipos de mujeres: de chicas de 13-14 años; una sub16 muy exitosa y la mayor.

“Cada partido de locales, entre el arbitraje y la seguridad, se nos van 10 mil pesos (unos 300 dólares), sigue Dávila. Y otro tanto cuando hay que viajar. “Mucha plata”, suelta sin que se le arrugue la voz.

Hay apoyos de empresas locales pero este año electoral 2019 la atención está puesta en otros asuntos. “Una actividad como la nuestra suele dejarse de lado”, admite el DT.

Empresas locales acompañan a Palmirense en sus juegos de local. (Cortesía Club Palmirense)

Palmirense participa en los campeonatos de la Organización de Fútbol del Interior (OFI). Una subcomisión que preside Evangelina Pedroncino y que integran Mariana Laclau, Micaela González y Gladys Esposito –puro poder femenino– mueve los hilos que hacen posible vestir de corto a los equipos y dotarlos de lo básico para entrenar  y jugar.

Y es un club con logros.

Más de 70 jugadoras, cuatro títulos nacionales entre 2014 y 2017 en la categoría juvenil, uno uruguayo y un tercer lugar sudamericano también en 2017. Tricampeones departamentales en la categoría mayor y cuatro semifinales consecutivas en la Copa Nacional de OFI. “Cuatro años quedándose en la orilla”, remarca Dávila, que confía en que este año la suerte les sonría.

Dávila, en primer plano, piensa en la segunda ronda de la Copa Nacional de OFI (Cortesía Club Palmirense)

En 2018, los dejó fuera Centenario, el equipo de Fray Bentos que a la postre se llevó el título en la final contra Arachanas de Melo.

Dávila, con responsabilidad sobre los equipos juvenil y mayores, encabeza un cuerpo técnico en el que participan Elbio Caballero (13-14 años); Jorge Mallorca (sub16) y Fabián Passarino (Mayor). De la preparación física se encarga Carlos Quevedo y Pedroncino se reparte para el apoyo kinesiólogico.

El club aportó dos nombres de fuste a la selección uruguaya sub17 que compitió en el VI Mundial de la categoría en noviembre pasado: Esperanza Pizarro, que firmó el gol del campeonato, y Sofía Ramondegui, valuarte en el centro de la zaga. Otras chicas como Tamara García, Adriana Salvagno y Millie Vico han vestido también la celeste.

A pesar de las dificultades, de los apoyos intermitentes, el fútbol femenino crece sin parar. “Por acá hay una actividad muy linda, sobre todo en ciudades cercanas como Dolores, Carmelo, Rodó, Egaña…”, enumera Dávila.

Esperanza Pizarro (11), ficha de Palmirense, celebra el gol del campeonato en el VI Mundial femenino Sub17. (F)

Palmirense fue encuadrado en la serie D de la 17ª. Copa Nacional de OFI en la categoría mayor junto con Maracaná de Tarariras, Rodó de Rodó y Wanderers de Carmelo. A falta de dos jornadas, ya aseguró su pase a la ronda siguiente, a la que pasan 16 de los 34 equipos.

“Estamos analizando cuáles serán los posibles próximos rivales”, adelanta Dávila. “Veremos que nos depara la segunda fase”, desliza el DT, esperanzado en llegar a la final este 2019.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: