Press "Enter" to skip to content

Encuentro internacional en Montevideo EMPRENDEDORES SUB 30

No hay edad para empezar. Pero cada vez lo hacen más jóvenes, inquietos y observadores, familiarizados con lo tecnología. Cinco casos de éxito se conocerán en el Seminario Internacional de Innovación, Tecnología y Emprendimiento Deportivo. Este martes 28. (Imagen de la gente de CarpeDiem)

@futbolella / @jconde64

No hay edad para empezar. Pero cada vez lo hacen más jóvenes, inquietos y observadores, familiarizados con lo tecnología. Cinco casos de éxito se conocerán en el Seminario Internacional de Innovación, Tecnología y Emprendimiento Deportivo. Este martes 28.

@futbolella / @jconde64

Guzmán Carbone es profesor de Educación Física, vive en Maldonado, le gusta correr. Tiene 29 años. A Daniel Badanian le apasiona el tema de las neurociencias aplicadas al deporte. También licenciado en educación física, fue jugador de fútbol sala. Tenía 29 cuando arrancó con su prototipo. José D’Elia triunfó por persistencia, también porque le dio vuelta al modelo que muchos otros ofrecían. Lo que hace este licenciado en dirección de empresas es  facilitar que la gente encuentre dónde practicar su deporte. Y ya adivinaron: tiene 29 años.

Pero hay que aclarar la edad no es una condición. El editor de fútbolella –y perdonen el inciso– los dobla en año y un poquito más y también pretende ser un emprendedor con esta página de fútbol de mujeres, que es más que pegarle al balón: es hacer gol contra los estereotipos y derribar barreras. Pero en el caso de estos tres muchachos, en el buen sentido del término, es una feliz coincidencia.

Ellos, junto con Juan Franco, que se me antoja que ronda por esa edad, y Julia Crescini, cuya historia pueden leer aquí, van a estar sentados en una suerte de mesa redonda del primer seminario internacional de Innovación, Tecnología y Emprendimiento en el Deporte, que se realizará este martes 28 en la Sala de Conferencias de la Intendencia de Montevideo.

A fútbolella le corresponderá moderar ese espacio que está fijado para las 11:45 am y está previsto que acabe a la 1:00 pm. Se trata de exprimir el tiempo y sacar lo mejor de las experiencias de estos emprendedores uruguayos.

El Seminario junta los esfuerzos de la Organización Empretec (un programa de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), la  intendencia de la capital uruguaya, y el Centro Internacional de Emprendedores de Barcelona (España, ICEB). Viene gente del Tecnológico de Monterrey, México, como el profesor Rafael Sánchez Varela, especialista en innovación y emprendimiento deportivo, colaborador del ICEB, agentes y público local.

Colaboran también la Secretaria Nacional del Deporte y ANDE. Fútbolella es un coladorar.

EMPRENDE QUE ALGO QUEDA

Emprender está más que de moda: hay gente detectando oportunidades, innovando y buscando una modo propio de hacer las cosas. Y el deporte es una cancha inmensa para que que echen para adelante.

Carbone también se llama CarpeDiem, esa voz latina que invita a vivir el momento. Así se identifican los grupos de entrenamiento que ha credo en la ciudad donde vive y en Melo, Cerro Largo. La intención es extender el modelo a todo el país.

¿Y en qué consiste el modelo? En darle un sentido social, de pertenencia a grupos de corredores con una metodología distinta. Distinta a lo tradicional que ofrece un gimnasio. Aunque CarpeDiem tiene un lugar físico, los chicos y chicas vinculados pueden ir o no ir, lo que sí van a recibir en su teléfono es un plan de ejercicios semanales individualizados. Que pueden realizar en casa, en un parque o una plaza.

Hace cinco años eran Carbone y dos más comenzaron entrenando en la calle. Ahora hay 160 corredores entre Maldonado y Melo con la idea firme se seguir creciendo. “Queremos asociar más profesores en el interior del país. No arrancarán de cero, el modelo funciona”, dice él.

Daniel Badanian es el cerebro detrás de Neural Trainer un sistema de entrenamiento cognitivo para prepara tanto la capacidad física como mental. A finales de 2015 comenzó a desarrollar el primer prototipo comercial que se presentó a la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) y logró capital semilla (20 mil dólares, más fondos propios) para echar adelante lo que ahora es una realidad en varios países de Sudamérica.

Neural Trainer vende un kit de entrenamiento que viene con sensores -4, 6 u 8, dependiendo de lo que se quiera hacer, si es individual o grupal- que mediante el software del que dispone puede determinar la capacidad de reacción de los deportistas, en que tiempo procesan la información. Dispone de índices para determinar si la toma de decisiones fue correcta y si se resolvió bien el problema en ese movimiento y más variables.

Badanian se interesó por las neurociencias aplicadas al deporte al concluir sus estudios de educación física. Jugar fútbol sala, deporte que exige tomar decisiones rápidas en espacios reducidos, le impulso a ahondar en la temática.

Su prototipo se ha materializado. Lo pueden aplicar toda clase de deportistas, amateurs o profesionales, también instituciones, y en todos los deportes. “Racing de Argentina es nuestro cliente, también Temperley;  Y en Uruguay el club Malvin de Baloncesto, y Torque y la selección Uruguaya de fútbol”.

Él y su socio contratan el desarrollo tecnológico en China y realizan todo el ensamblado en el país, donde disponen de ocho proveedores. El problema, que siempre hay, es en este caso caso, como en otros, entusiasmante, retador: poder atender toda la demanda que han despertado.

Jose D’Elia comenzó su proyecto hace cuatro años y lo lanzó al mercado hace seis. Se llama Quiero Jugar y surge de la necesidad que tiene el deportista amateur de conseguir lugares para practicar su deporte favorito, en general con más gente, hasta 10 en promedio.

Quiero Jugar es una aplicación. D’Elia cuenta que cuando a él y a su socio, Carlos Myoano, se le vino la idea, había más de 10 en el mercado que intentaban hacer lo mismo. Recuerda que comenzaron pensando en el jugador pero en el camino se dieron cuenta que debían variar e ir hacia los complejos deportivos que son los que ofrecen el servicio.

La dificultad era que había demasiados oferentes y ya nadie quería escuchar más del asunto, porque nada los convencía. Ellos persistieron, lograron pasar de simples llamadas telefónicas a reuniones formales, donde expusieron su proyecto y mostraron sus ventajas: es bueno para los clubes, les vincula con la tecnología y los costos son ínfimos.

Hoy son una realidad en 17 departamentos de Uruguay, en más de 30 ciudades, llegan a 250 complejos y logran que con la apliación se hagan 1300 reservas mensuales, que implica unos 10 mil deportistas.

La idea del negocio, apunta de D’Elia, no pasa por la venta del software que cada complejo administra y usa como agenda, que es lo básico. “Se trata de llegarle a la base de datos de los deportistas y luego, obviamente, vender publicidad”. El año que viene prevén llegar el modelo a Argentina.

Para saber más de estos casos –y los de Motia LAB y la marca de indumentaria deportiva Oway- solo hay que asistir al Seminario Internacional, este martes 28, desde las 8 am en el auditorio Ernesto de los Campos de la Intendencia de Montevideo.

Las inscripciones gratuitas en y forms.gle/eiVDHd8bQpLK9u… 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: