Press "Enter" to skip to content

Liga femenina uruguaya River Plate con meta clara: MANTENERSE EN PRIMERA

Bicampeón (años 2007 y 2009) del fútbol de mujeres, tiene un plantel muy joven, renovado casi al completo, para salvar la categoría este 2019 y recuperar su tradición competitiva en el futuro próximo. “Hay que ganarles a los rivales directos”, avanza Cristian Alvareda, su técnico.

Javier Conde @futbolella/ @jconde64

Alvareda aterrizó en el fútbol femenino el año pasado, asesorando y coordinando en la parte deportiva de River Plate. “Tenía mis dudas al principio, pero ahora estoy muy conforme, la disposición de las jugadoras ha sido del 100%”, comenta. De la oficina, por decir, pasó al campo y comanda en esta temporada la primera y la Sub19 del equipo rojiblanco, que representó a Uruguay en la segunda edición de la Libertadores femenina (2010).

Hemos asumido la tarea de recuperar la identidad de River, de revertir la tendencia de los últimos años”, apunta. Una tarea que sabe difícil “porque los que más invierten, son los que tienen más chance”.

Lo acompañan en el cuerpo técnico Jorge Astrada en la preparación de las goleras (que se desempeña a la vez en el masculino de Rampla Juniors) y Martín Rodríguez, jugador aún en activo en el fútbol del interior uruguayo (Nacional de Nueva Helvecia, en el departamento de Colonia, al suoreste del país) como asistente.

Rodríguez es hermano de Diego Rodríguez, joven jugador de Nacional fallecido en un accidente de tránsito en 2011.

Cristian Alvareda propone un trrabajo a largo plazo “paera jugar bien a la pelota”. (Cortesía CA)

Equipo de prestigio en el femenino uruguayo, por River han pasado destacadas jugadoras, como Juliana Castro, máxima goleadora histórica de una liga que disputa su 24 temporada. También, entre otras, Giovanna Yun, fina jugadora de la selección femenina que este año pasó de Nacional a Peñarol.

Alvareda ubica hoy a River, sin embargo, luchando para conservar la categoría. “Hay cinco equipos más fuertes – y los menciona: Peñarol, Nacional, Colón, Liverpool y Progresoy nosotros debemos ganarles a los rivales directos y arañarles algún punto a los de arriba”.

Una liga de 10 partida por la mitad según Alvareda. River, junto con Fénix-Canelones, Cutcsa LíneaD-Plaza Colonia, Bella Vista y San Jacinto-Rentistas tendrán su particular campeonato por evitar el descenso, que afectará a dos equipos. Y su aspiración se ha cumplido en las tres primeras jornadas. Derrotas ante Progreso (0-4) y Peñarol (1-7) y victoria ajustada frente al recién ascendido Bella Vista. Este fin de semana los espera Cutcsa, el equipo autobusero asociado desde esta temporada con el profesional Plaza Colonia.

Capitanas y árbitros antes del River-Peñarol. (Cortesía @AUFfemenino)

Mejor les va en la Sub19, vicecampeonas la temporada pasada, con victorias sobre Atenas (5-1) y Danubio (8-0) y derrota ante Nacional (2-5) en este torneo. “Cinco jugadoras del equipo del año pasado subieron por edad a primera, pero seguimos aspirando a lo máximo”, dice Alvareda, que se encargó de la categoría por lesión de su técnica: Sabrina Ferreira, futbolista del primer equipo que sufrió fractura de tibia y peroné.

“En primera renovamos el equipo casi completo, es muy joven, con un promedio menor de 21 años”, cuenta. Su última derrota ante Peñarol la estimaba previsible pero no tan abultada. “A los 12 minutos nos expulsaron a la arquera (Agustina Boghossian) y sí ya es difícil con 11 contra estos equipos…, pero nadie bajó los brazos”.

El plan está claro: que este joven grupo adquiera experiencia en primera, salve la categoría y aspire a más en las temporadas siguientes. “Tenemos dos meses de trabajo apenas y jugar bien a la pelota es un proceso, no saltar las líneas sin dejar de ser punzantes, no ser predecibles y por eso miramos tanto al rival que vamos a enfrentar”, enumera y resume: “restar las virtudes del contrario y conocer nuestras limitaciones”.

Alvareda jugó hasta los 24 años en equipos de Montevideo, luegó formó parte de la selección de Canelones este, y ahora a los 36 años, con licencia Pro, comparte su trabajo entre River y la escuela Soccer 21, que recibe niños y niñas desde los 5 y hasta los 14 años. “Solo hay dos chicas, pero estamos abiertos a recibir más”,  precisa.

Aunque el cuerpo técnico es remunerado por el club, ninguna jugadora de River recibe ni siquiera viáticos. Una diferencia sustancial, dice el DT, con otros clubes con recursos. “Soy partidario de que si una cobra, cobren todas”, explica. Pero los fondos son reducidos, tanto que River desistió de tener una categoría Sub16 en competencia.

Alvareda ve avances del año pasado a este, tanto en su equipo como en el campeonato. “Cuanto antes llegué el profesionalismo, mejor; que haya más inversión“, anhela.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: