Press "Enter" to skip to content

La alemana de Nacional LINA KIRST llevará sus GOLES a universidades de Estados Unidos

Aplicó a 10 instituciones académicas del país norteamericano y las 10 la aceptaron. “Ahora tengo que elegir”, dice, una decisión más difícil que chutar a puerta. Quiere estudiar Ciencias del Deporte y Matemáticas, en simultáneo, sin dejar de jugar fútbol.

Javier Conde @futbolella @jconde64

A sus 18 años, Lina Kirst tiene claro su futuro más inmediato. “No tendré muchos amigos”, suelta, en unas palabras lentas y serenas con un leve tinte germánico. Sacar dos carreras, entrenar y desplazarse para los partidos le dejarán escaso tiempo para las relaciones sociales. No hay lamento, sin embargo. Mientras llega el día de la partida, en agosto próximo, da y hace goles con Nacional femenino en la categoría Sub19 del torneo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

Es un rara avis en el fútbol de mujeres de Uruguay, de carácter aficionado, donde las extranjeras son excepción. Colón tiene tradición de traer venezolanas, desde Oriana Altuve, hasta las tres actuales: Idanis Mendoza, Crisbelis Abraham y María Gabriela Bonfanti. Progreso también ha acogido caribeñas y ahora a la australiana Jamaica Arrighetti (según consignó el suplemento Referí).

Todo ocurre rápido para Lina Kirst, como suele moverse en la cancha. “La velocidad”, destaca como una de las virtudes de su juego. Y de su vida, aunque ahí lo determinen decisiones familiares.

Desde la esquina, Lina ejecuta un centro al área. (Cortesía LK)

Nació en Colonia, en el oeste de Alemania, ciudad al lado del Rin, núcleo cultural que entre tantas cosas que tiene, tiene un Museo del Chocolate desde hace más de 80 años y un equipo de fútbol, el FC Colonia donde batió su cabellera rubia el rebelde Bernd Shuster. Aunque, Lina recuerde más a Lucas Podolski, aún activo. La familia Kirst, siendo ella muy pequeña, se mudó a Suiza y luego a Gibraltar.

A Jochen, el padre,  le llamó la atención Uruguay, por su tranquilidad y la posibilidad de disponer de espacio para tener animales en casa, -más engorroso en las ciudades europeas- y desde 2014 viven en el país sudamericano. Su trabajo de trader le permite dar esos saltos de oceáno de por medio. Aunque la familia vive en Montevideo, él va y viene de Paraguay por ocupaciones de trabajo.

Lina, que recibió las lecciones básicas de fútbol en el jardín de su casa, jugando con el padre y un hermano, estudió en el Colegio Americano, donde también jugaba, luego con solo 15 años pasó al primer equipo de Náutico y desde el año pasado está en Nacional, donde se soltó, además, a hablar español.  Y fue perfeccionado el lenguaje de los goles.

Hace un par de semanas, Gabriel López, que atesora los numeritos y curiosidades del fútbol femenino uruguayo, consignó los goles de Kirst con la Sub19 de Nacional. Ella, sin embargo, confiesa que se le da mejor, “como se dice…”; asistir?, “sí asistir”.

Juega de volante por el lado derecho, admite que debe mejorar su zurda, y, junto a la rapidez y su gusto por lanzar tiros libres, resalta la precisión de sus pases, nada fácil en un fútbol trabado, ardoroso,  como el uruguayo, en el ella  que observa distancias grandes con el europeo, aunque competitivo y técnico el de acá.

Una feliz combinación: fútbol y estudios. Y viajes. (Cortesía LK)

Admiradora de la holandesa Lieke Martens, jugadora del Barcelona Femenino, y la alema Sara Däbritz, del Bayern Munich, y de Kimmich, Kroos, “y claro, Messi”, entre los hombrees, duda ante la pregunta de si le gustaría hacerse profesional del fútbol. La prioridad está en los estudios, donde Kirst también se destaca. Y el fútbol ayuda a abrir puertas en universidades de prestigio.

Debe seleccionar una entre 10 universidades estadounidenses, a las que aplicó y la aprobaron, para cursar Ciencias del Deporte y Matemáticas, como jugar en un equipo y el contrario a la vez. Y, pronto, volverá a hacer maletas. Kirst rueda como un balón.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: