Press "Enter" to skip to content

Rueda el balón femenino en Uruguay “SEGUIMOS APOSTANDO A SALIR CAMPEONAS”

Ximena Velazco, 23 años, mediocampista de armado y ataque, clave en el funcionamiento del bicampeón Peñarol. Tiene un sueño recurrente. “Dedicarme 100% al deporte que amo desde chica”. (Imagen principal con la Copa del Torneo 2018. Cortexía XV)

Javier Conde @futbolella/ @jconde64

A los 8 años empezó a jugar con varones en Pinar99, pasó luego por Colón y Nacional y el año pasado debutó en Peñarol. Fueron campeonas y jugó la Libertadores a las órdenes de Daniel Pérez. Una fija en la selección absoluta femenina uruguaya, comparte el fútbol con 8 horas de trabajo en el área administrativa de un automercado. “Hacemos un esfuerzo sobrenartural para congeniar trabajo, estudios y fútbol”, confiesa. Le gusta la locución, tocó algo de guitarra, ve mucho fútbol y se mira  a futuro como entrenadora. Como juega, habla, con aplomo y puntería.

  • ¿Siempre por el medio?

Me gustan los que juegan por ahí, los creadores, como siempre lo hizo (Andrés) Iniesta,  y mirando a Peñarol a (Walter) Gargano, en quien me fijo cómo recupera y arma el juego. Me gusta ese estilo. Y siempre Forlán, por su técnica y el profesionalismo que siempre le puso a este deporte.

  • ¿Cómo nació ese amor por el fútbol?

Somos futboleros en casa y cuando comenzó a jugar mi hermano menor (Leonardo) le pregunté a mi padre (Eduardo) cuando me tocaba a mí arrancar. Al principio como todo padre le cuesta soltar a la nena pero después fue uno de los que más insistió en mi mejora. El que me ha enseñado absolutamente todo en el fútbol es mi padre.

  • ¿Qué le pide Daniel Pérez en el campo?

Primero el tema de la distribución del juego, la recuperación del balón. La gente que sabe de fútbol sabe que si se domina el medio se tiene la mitad de la partida ganada. Por allí circula todo, somos las que tenemos que correr más, recuperar, pasar.  Y me dice que disfrute el deporte, que me tenga confianza en el remate desde afuera.

Durante un encuentro de la Libertadores 2018, en Manaos, brasil. (Paulo Petkoff)
  • ¿le gusta llegar al gol?

El año pasado tuve la suerte de estar un poco más arriba y me generó más chances de gol. Me gusta recuperar, armar y si puedo terminar la jugada, pues muchísimo mejor.

  • ¿Cuántos goles en 2018?

16.

  • Muchos para una posición tan sacrificada, más que Iniesta

(Risas) En eso sí, se dio la subida y pudo concretar.

  • ¿El concepto varía cuando es partido de selección?

Se juega más defensivo, no es tanto la llegada. El nivel de selección es totalmente diferente al local y a la Copa Libertadores. Es más difícil llegar con el balón controlado, es otro ritmo que se genera. Por eso mi posición es más defensiva, de recuperar y tratar de salir, sin llegar tanto.

  • ¿Recuperar o pasar, cuál mejor?

Creo que es un equilibrio entre ambas, a veces paso mal y a veces recuperó muy bien.

  • En el último lapso tres grandes experiencias: Copa América, Libertadores y el reciente amistoso con Francia (4-3-19), ¿qué conclusión saca?

Una experiencia impresioniante con la selección y con Peñarol. Hay muchas cosas para seguir mejorando, para seguir trabajando. A nivel de la selección necesitamos más continuidad porque la Copa América es cada cuatro años y te montas unos meses antes y no te da tiempo para prepararte realmente. Y lo de Francia fue increíble porque nunca había jugado contra una selección europea.

  • ¿Hay mucha diferencia entre esas jugadoras y las brasileñas de la Libertadores?

La verdad es mucha la diferencia, es otro estilo, más toque, mucha velocidad. En el estilo sudamericano nos gusta llevar el balón, hacer algún dribling. En el nivel europeo han avanzado muchísimo en lo que es el fútbol femenino, juegan a otro ritmo, corren diferente durante el partido.

  • ¿Cómo corren diferente?

Lo que no noté es que son realmente atletas, su zancada es la de una persona que entrena todo el horario, que está dedicada 100% a hacer este deporte. Me pasó que muchas veces trataba de seguir la marca y me daba cuenta que eran muy rápidas, en el cambio de ritmo, de sentido, en la dirección de correr. En Uruguay es más pausado y en la Libertadores un poco más exigente.

El partido de la selección charrúa contra la francesa. Velazco gana la posición. (Cortesía XV)
  • ¿Qué debería ocurrir para mejorar, preservando el estilo?

Hasta la selección de hombres tiene su estilo y aunque el fútbol ha avanzado mantenenos esa garra charrúa. Aquí es muy difícil congeniar entre el trabajo, el estudio, hacemos un esfuerzo sobrenatural y tienes que ir a practicar y más allá de que le pongas unas ganas enormes, porque es lo que amamos, es muy difícil, porque el cuerpo mismo te pasa factura. Si nos pudiéramos dedicar a este deporte, entrenar de otra forma, sin duda subiría el nivel y sería mejor en lo local y en lo internacional. El trabajo con la selección Sub17, que se preparó durante un año, es un tema a imitar. Se hizo un buen trabajo. Como uno entrena es como rinde y juega el fin de semana y cuando llegan los partidos importantes.

  • Los equipos profesionales se suman al campeonato femenino, ¿Más competencia?

Hay otros cuadros, muchas jugadoras han cambiado de equipo, va subir el nivel y va a ser más competitivo. En los últimos años siempre ha sido Colón, Nacional y Peñarol, siempre los mismos, que haya otros equipos que te puedan hacer un partido más competente ayuda muchísimo a que el fútbol femenino crezca. A veces uno llega al partido con Colón o Nacional y viene de unos meses jugando a otro ritmo y cuesta entrar en el partido. Está bueno que sean todo el año.

  • ¿Hay un sueño recurrente en el fútbol?

Si, sin duda. Ojalá pueda dedicarme a esto, es mi pasión desde chica y uno aspira a que estos torneos internacionales sirvan como una ventana para esforzarse y ver si se da la situación. Aspiro dedicarme 100% y disfrutar este deporte.

  • ¿Qué tiene que hacer Ximena Velazco para que eso ocurra?

Aprender mucho más a nivel personal en todas las cosas, estar bien preparada para los torneos internacionales. Apuesto a eso y a poder aportar al equipo y a la selección?

  • ¿Hay una socia futbolística, con la que se entienda mejor?

Desde que estoy en Peñarol por suerte el entendimiento ha sido muy bueno. Creo que con Stefany Suárez, la fefa, me entiendo mucho, jugamos sin hablarnos. Me siento muy cómoda en general, me recibieron muy bien y estoy muy contenta de formar parte de Peñarol y de que los resultados vengan de la mano.

  • ¿Era hincha de Peñarol aún estando en los otros equipos?

Desde chica fui hincha de Peñarol, me tocó pasar por otros cuadros porque Peñarol no tenía femenino. Pero llegar aquí fue un sueño personal y después la forma en que me recibieron las compañeras y el cuerpo técnico y eso se vio en la cancha porque creo que tuve una buena temporada en lo individual y sobre todo en lo grupal.

  • ¿Y cómo está el equipo para este año?

En la medida que va pasando el tiempo, más fuerte, poder mantener el grupo y que se dieran los resultados motiva mucho, da más ganas de coninuar. Seguimos apostando a salir campeonas y veo el equipo muy bien, muy concentradas, seguras y confiadas en nosotras mismas que es fundamental. Sabemos que va a ser más competitivo este año y eso también nos motiva.

  • El fútbol siempre lo sigue por la tele, los diarios

Veo mucho fútbol, leo mucho fútbol, me gusta observar y aprender de todo, porque siempre hay cosas para aprender, cómo se corre, como se juega.

  • ¿Hay una alma de entrenadora?

Cuando no pueda jugarlo, el tema de ser técnica me gustaría.

Nota: Peñarol comienza su andadura el domingo a las 15 pm contra Fenix- Canelones, equipo debutante como fusión. Estadio Monegal

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: