Press "Enter" to skip to content

Final femenina uruguaya CON UNA MENOS, PEÑAROL FUE MÁS

Un gol de Jemina Rolfo en el 49 descentra a Colón y da la victoria a las carboneras en el primer duelo para decidir el título de 2018.

Javier Conde @futbolella/ @jconde64

Cuando todo apuntaba a que el triunfo sería de las rojiverdes, Peñarol, oportuno y con mucho oficio, se impuso 1-0 y se recuperó de la abultada derrota del domingo.

Colón dominó con claridad el primer tiempo y si bien el marcador seguía igualado al final de los primeros 45 minutos, las aurinegras quedaron en desventaja al perder por expulsión a Alexia da Silva a tres minutos del intermedio,  la encargada de marcar a Belén Aquino.

Las dirigidas por Alfredo Larrica volcaron su juego hacia el sector izquierdo donde Aquino resultó incontrolable para la defensa de Peñarol, que la detuvo con faltas reiteradas. Una vez las pelotas entrelíneas las metía Keisy Silveira, en otras Crisbelis Abraham, y daba la impresión de que la malla de Sofía Olivera pronto sería vencida. Impresión errada.

Colón disparó más a puerta, sacó más corners, tuvo más el balón pero nunca abrió el marcador .Un logro para un Peñarol juntito, que se concentró en cerrar espacios, aunque apenas inquietó en ataque.

De vuelta de camerinos, el DT de Colón introdujo dos cambios buscando más ofensiva para aprovechar la ventaja numérica. Cecilia Gómez, volante por la izquierda, sustituyó a Oriana Fontán, que tenía amarilla; y Maytel Costa a María Gabriela Bonfanti en el lateral derecho.

Jennifer Clara, luchó, pero siempre estuvo bien marcada. (@AUFfemenino)

Pero sería Peñarol, que colocó a Agustina Arámbulo en la zaga para suplir la expulsión de Da Silva,  el que sorprendería a los cuatro minutos de la reanudación con una jugada que la defensa de Colón nunca supo defender y que Rolfo resolvió de primores al colocar el balón en la escuadra del arco defendido por Romina Chappe. Un balde de agua fría para un Colón que cantó victoria antes de tiempo

Con 40 minutos por delante, Peñarol se las ingenió para defender ese gol y así ponerse en ventaja en la final del femenino uruguayo, en la defensa de su título de 2017, conseguido ante el mismo rival.

Parsimonioso, abusando del pase corto, horizontal y en muchos casos hacia atrás, Colón se adueñó del balón pero fue poco lo que hizo con él. Desde el fondo, Idanis Mendoza salía jugando con Costa o Abraham, o Santos, la lateral del lado izquierdo, pero sin lograr que Peñarol abriera resquicios en su tupida retaguardia.

Y cuando las carboneras recuperaban el cuero, éste iba la más de las veces hacia los pies de Lourdes Viana, que lo manejaba con soltura, consumiendo tiempo valioso e incluso creando zozobra en la defensa rojiverde.

Por momentos, era Colón el equipo que parecía jugar con una menos. Aquino recibió escasos balones, Jennifer Clara buscó escabulllirse por un lado y otro pero sin fortuna y Silveira con Abraham intuyeron huecos pero unos veces se les fue largo el pase y en otras se les quedó corto.

Una de las gradas del Viera durante el primero de la final.

“La clave estuvo en la tranquilidad y la confianza”, comentó Daniel Pérez, DT de Peñarol,  luego de la victoria de sus chicas. Un equipo jugaba al fútbol sin tensión, y otro, el que se se llevó el triunfo, transmitía en cada lance que disputaba una final: tanto en saber aguantar un balón de espaldas y no perderlo, como en provocar una caída y la consiguiente interrupción.

Larrica intentó, cuando el tiempo se agotaba, un último recurso: retiró a Lorena González, sin el peso usual tanto el domingo como ayer, por Romina Chaves y ordenó subir a Cecilia Domeniguini . Y casi logra el empate: en la penúltima jugada del partido Chaves disparó a puerta, con Olivera superada, y el balón besó el larguero y salió.

El domingo será el duelo decisivo. Peñarol sacó ventaja en la desventaja.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: