Press "Enter" to skip to content

Lo que DEJÓ la primera fase del Mundial: ¡AQUÍ HAY UN MATERIAL PRECIOSO!

Cinco técnicos analizan la primera ronda, con foco en los equipos de esta parte del mundo –todos ya en casita– y especial énfasis en la selección charrúa. Sudamérica tiene que mejorar y mucho.

 

Javier Conde @futbolella/ @jconde64

 

De los equipos que hoy comienzan los cuartos de final en el Mundial Femenino Sub17 que se realiza en Uruguay dos son europeos (España y Alemania), dos asiáticos (Japón y Corea del Norte), dos norteamericanos (Canadá y México) y dos más entre Oceanía (Nueva Zelanda) y África (Ghana).

Ninguno de los tres de Sudamérica. Una situación que no se repetía desde el primer mundial de la categoría en 2008 en Nueva Zelanda, al que concurrieron Colombia, Paraguay y Brasil (Costa Rica lo hizo por Concacaf): 10 años después los resultados son similares.

España Vs Corea del Norte, campeona vigente, este sábado 24 a las 2 pm; y a las 5 pm Japón Nueva Zelanda, ambos en Colonia. Mañana en el Charrúa, de Montevideo, Ghana Vs México, a las 4 pm, y a las 7 pm, Alemania Vs Canadá.

Se avanza, o se cree que se avanza, pero en cámara lenta.

En 2010 y 2012 se había metido Brasil en cuartos, en 2014 y 2016 Venezuela llegó a semifinales, pero esta vez ni clasificó.

Futbolella hizo un pequeña partida de fútbol cinco para analizar lo que ha sido esta primera ronda de 24 juegos del VI Mundial Sub17. Cinco técnicos –uno, además, con ojo de periodista–  que comparten, en principio, coincidencias: mucha distancia entre los de aquí y los de por allá, chicas que lo dieron todo, mucho pero mucho trabajo por hacer y lindo mundial.

Burgell con la pelota

Fue seleccionador nacional, escribe en La Diaria y activo promotor del fútbol de niñas en la Organización Nacional de Fútbol Infantil. Jorge Burgell es figura clave del arranque del fútbol de mujeres en Uruguay.

  • Brasil fracasó en el partido clave contra México, Colombia tuvo resultados muy buenos, al empatar con el equipo español y con Corea del Sur que era candidato, pero quedó eliminado. Los tres afuera, incluido Uruguay. La dificultad de la competencia es clara y hay que tenerla en cuenta siempre.

Sobre la selección local: muy bueno el tiempo de preparación “de casi tres años”, así como las competencias a las que asistieron y los amistosos que se realizaron. Faltó más reclutamiento del interior. Se mejoró de un partido inicial deficiente (contra Ghana), con un equipo muy estirado, a uno que se pudo empatar (Nueva Zelanda) y otro que se pudo ganar (Finlandia), más equilibrio y una reacción a destacar. “Fue estimulante no terminar perdiendo”, apunta.

Brasil falló en el juego clave. (Fifa)

Y algunos matices: “nadie exige imposibles, pero una mejor actuación hubiera dado impulso mayor al desarrollo” del fútbol femenino. El proceso no concluye pero sí se cierra una etapa “y se abre otra que sería bueno que no tuviera interrupciones prolongadas”.

 

Fabiana juega

Ex seleccionadora nacional, ex directora técnica de equipos en el campeonato de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Fabiana Manzolillo fue de las pocas mujeres que participó en el curso para técnicos realizado por FIFA durante la primera fase de este mundial.

  • Sudamérica está por debajo de Europa y Asia, hay que seguir trabajando en todas las limitaciones que tenemos como Confederación.

Observó potencia y velocidad en España, también en los equipos africanos, “nosotros seguimos en deuda en el tema físico”. Hay que mantener, dice, los procesos largos de preparación para las selecciones y, como los demás de la partida, resalta que “las chiquilinas lo dieron todo, juegan por amor al arte, a la camiseta”.

Manzolillo, que estuvo al frente de Colón y de River Plate, enumera las cuatro patas de la mesa del fútbol local: la AUF, los clubes, el entorno de las jugadoras, las jugadoras. “Ahí hay que trabajar”, exclama, y cuenta que les manda a las chicas que entrena el siguiente mensaje: tienen que ser protagonistas, tomar iniciativas, cuidarse, hacer entrenamientos invisibles…si quieren que esto mejore.

 

Bustamante recibe y toca

Mukurama Abdulai, la goleadora del campeonato, con seis tantos. A su selección “se le complica jugándole por abajo”. (Fifa)

Técnico de Nacional femenino, Sergio Bustamante miró, con ojos de técnico, a muchas selecciones, apasionado del buen fútbol, está entusiasmado con lo que hay.

  • De Uruguay vi todo.  Finlandia es un equipo que vino a aprender y eso quedó marcado notoriamente; Ghana es un equipo que si le juegas por abajo lo complicas y bastante; me siguió gustando Nueva Zelanda, con su orden. Y en Uruguay hay mucho potencial, un material precioso, como decía Ariel (Longo). Sería muy bueno que estas chicas, Pizarro (Esperanza), Aquino (Belén), Domínguez (Micaela), un montón de ellas, se queden a jugar acá. Es un grupo muy bueno para trabajar.
  • Hay, asegura, lo técnico, falta lo físico y lo táctico, no estamos, apunta, preparados para competir ahí. “Material humano con condiciones naturales técnicas, lo tenemos, pero sé que no es fácil, una chica no se mueve sola, tiene que estudiar, no hay mucho futuro, no recibe ni un peso por jugar y eso es un tema”, analiza. Las chicas tienen otras prioridades para su futuro pero, advierte, hay jugadoras para jugar a un nivel superior.

Bustamente llama la atención, y es conveniente oir,  sobre dos aspectos. Uno, que haya conciencia de deportistas, que se dedique el tiempo que eso requiere, entrenar todos los días, darle a lo físico y a lo táctico –“si mejoramos ahí, vamos a ser mejores“. Dos, si el material está para jugar bien, “juguemos bien, dejemos el pelotazo, en las chiquititas, enfatiza, dejar de ganar por ganar”.

 

Sorano: balón para todas

Michael Sorano es el motor que mueve a San Jacinto Rentistas, donde hace de todo, socorrer a la lesionada, y preparar, con esmero, a jugadoras que van luego a la selección. Dos suyas, Deyna Morales e Inailén Rodríguez, fueron parte de las 21 gurisas.

  • Este mundial es algo muy lindo, las chiquilinas dieron todo, lo máximo, y se vio la diferencia entre el fútbol nuestro y el europeo, el africano, más fuertes, con mejor trato del balón.

Uruguay, comenta, nunca tuvo posesión del balón en sus partidos, se jugó con pelotas largas para Esperanza (Pizarro) y Belén (Aquino), pero no fue fácil, estaban muy separadas, dieron lo que podían y se defendieron con las armas que tenían, insiste.

Sorano lo tiene claro: hay que seguir trabajando y pone el acento, remarcado, en que el apoyo no sea a esta generación “sino a todo el fútbol femenino”. Recuerda Sorano que las chicas deben tener comodidades para trabajar, que hay algunas que pagan por jugar, que tienen que sacar de su bolsillo para llegar al entrenamiento o a un campo de juego…”hay que acabar con todo eso, solo hay dos o tres clubes que pueden ofrecer algo mejor a las chiquilinas”.

Irene López, la 6 de España, “todo lo hace bien”. (Fifa)

El día a día hace aterrizar el análisis. El balón no para, rebota.

 

Sierra: más horas  de fútbol

Entrenador de Náutico en la Divisional B, Nicolás Sierra es de las nuevas promociones de técnicos uruguayos, estudiosos, agudos.

  • España, de lo que he visto, es el más completo, un equipazo, difícil que lo agarren mal parado. La número 6, Irene López, es una fenomena, resuelve todo bien, crea situaciones de gol, da pases que dejan en ventaja a sus compañeras, la que más me ha gustado. Canadá es fuerte, Alemania contundente, Ghana tiene todas las características de un equipo africano, letal con espacios, con esa 8 potente (Mukurama Abdulai)  y estoy esperando ver a Japón.

De Uruguay, selección a la que vio en sus dos primeros juegos, anota una mejoría del partido contra Ghana al realizado contra Nueva Zelanda. El segundo, apunta, fue muy disputado, pero nunca se pudo elaborar mucho, con dos delanteras aisladas, “que son buenísimas y cuando se juntan crean peligro como ese primer gol ante Nueva Zelanda”.

Las diferencias con las ocho selecciones que pasan a cuartos son enormes. “No se alcanzó el nivel que pedía el campeonato” y a nivel regional, afirma, fue difícil:  Colombia fue menos de lo que se acostumbra ver en ellas. Hay que seguir mejorando, seguir trabajando, mejorar el trabajo de los clubes, de las selecciones con más partidos, más horas de fútbol. “Lo bueno es que  cada vez hay más jugadoras y el nivel sube”.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: