Press "Enter" to skip to content

Última jornada del uruguayo “CANELONES pone CORAZÓN para que las chicas HAGAN LO QUE LES GUSTA”

El fútbol femenino está lleno de pequeñas proezas. Madres que lavan camisetas y venden rifas, y entrenadores que se las ingenian para practicar en un terreno baldío. (Imagen principal: la primera de Canelones, corazón y unión/Cortesía de Andrea Failde)

Javier Conde @futbolella @jconde64

 

Andrea Failde es ama de casa y trabajadora rural en invernáculos de citrus, rosales y frutales a 45 kilómetros de Montevideo. “Lo hago para sobrevivir”, dice con voz animosa que a ratos la señal interrumpe. Madre de dos “chiquilinas” jugadoras, Ericka y Estefani, es la delegada de Canelones, modestísimo equipo de la Divisonal A del fútbol femenino uruguayo. Este fin de semana cierra su séptima temporada en primera contra Nacional, al que, salvo un golpe de fortuna final,  se le escapó dos veces este campeonato 2018.

Por sus hijas, de 20 y 14 años, desde siempre ha estado vinculada al equipo pero este es su primer año de enlace entre el club y  la Asociación Uruguaya de Fútbol, y otras pequeñas cosas. “Una madre que lavaba las camisetas y los chalecos se retiró y me dejó a mi de encargada”, cuenta.

Canelones que marcha entre el grupo de mitad de tabla con 10 puntos en 8 juegos del Clausura, vivió tres jornadas de éxtasis con victorias seguidas sobre Juventud Las Piedras, Miramar Misiones y Liverpool. “Pura suerte”, dice ella, “porque están jugando las mismas”.

La Sub 16 de Canelones: un relevo que logró el vicecampeonato de la Copa de Plata. (Cortesía Andrea Failde)

Para Hugo García es, sin embargo, algo más que azar. Este director técnico que el año pasado se sumó a Canelones y se encarga de las dos divisones -la de mayores y la Sub16 con la que obtuvo en 2017 la Copa de Plata y fue vicecampeón esta temporada- dispone ahora de un equipo técnico más completo aunque admite que ganarle a Liverpool “sí fue una sorpresa, por la cantidad de goles (4) y por las carencias que tenemos.

De 47 años de edad, García comenzó en 1993 a alimentar su trayectoria de entrenador en el baby fútbol con repetidos éxitos. En Canelones las circunstancias lo llevaron de la coordinación al campo de juego y, a la vez que forma el relevo de jugadoras, se dotó de un equipo de colaboradores con su asistente y también entrenador de goleras Martín Ferrari; la preparadora física Mariana Figueroa; la médico Noelia Palma y el kinesiólogo Edgard Burguez. Mauricio Viñoli, esposo de la delegada, ejerce de ayudante de campo.

Todos son honorarios, trabajan de corazón, para que las chiquilinas hagan lo que les gusta”, dice Failde, que comparte su tarea con Miguel Couguett.

Las carencias, que menciona García, tienen que ver con la propia formación de las jugadoras y “problemas locativos”, es decir, de lugar de entrenamiento. “Dos veces a la semana trabajamos la parte física en un espacio con pasto, pegado al gimnasio de Canelones, no es una cancha, ni arcos tiene”, apunta. Un día la semana, cuando está diponible, hacen fútbol en el estadio Monegal.

Ericka Viñoli, la hija de la delegada que juega en el primer equipo. (Cortesía Andrea Failde)

La personalidad jurídica del equipo pertenece al Club Social y Deportivo Canelones SAC que preside Pablo de Sosa, fundado por funcionarios municipales en 1982, que cuenta con una sede social cuyo techo “se llevó un ventarrón” y una cancha de fútbol 7 “que se pudiera adaptar para fútbol once”. De Sosa ha tocado muchas puertas en busca de ayuda económica pero siguen cerradas.

“La idea es tener una escuela de fútbol femenino porque hay necesidad de trabajar desde más abajo”, dice De Sosa, que explica que las comisiones de padres y madres de las chicas organizan rifas, matinées, bingos para sostener el club y recaudar los cerca de 200 mil pesos (unos 7000 dólares) que les cuesta la temporada, que incluye el aporte por los torneos, los desplazamientos y equipamiento mínimo, aunque “la indumentaria es la del año pasado”, precisa Failde.

El objetivo, ya conseguido esta temporada, es “mantenerse entre los grandes” y apostar a más con la generación Sub16 (una de sus chicas, Pilar González, está en la preselección Sub17 que se prepara para el Mundial de la categoria). “De a poquito vamos mejorando”, dice optimista García que para 2019 quiere meterse en la disputa de la Copa de Oro en la categoría menor.

La última fecha

La Mesa Ejecutiva del fútbol femenino fijó para las 3 pm de este domingo 28 de octubre los encuentros que disputarán Peñarol contra Cutcsa Línea D (Parque Ancap), Colón contra Liverpool (Parque Keguay) y Nacional contra Canelones (Martínez Monegal).

Salvo imprevisto mayúsculo, Peñarol se titulará campeón del Clausura porque tiene ventaja de uno y tres puntos sobre Nacional y Colón. Solo restaría definir el título absoluto entre las carboneras y Colón, campeón del Apertura, que se efectuaría en diciembre luego del Mundial Sub17 y de la Libertadores femenina.

Los dos juegos restantes serán Juventud y Miramar Misiones, ambos descendidos, a las 4 pm en el Méndez Piana. San Jacinto Rentistas contra River Plate abren la fecha a las 10 am en el Mario Vecino, con la posibilidad de que el que gane se adueñe del cuarto lugar si Liverpool pierde.

En la Divisonal B, Progreso, campeón del año, y Bella Vista lograron el ascenso.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: