Press "Enter" to skip to content

Danubio PRIORIZÓ LA FORMACIÓN sobre los resultados en su año de regreso

El equipo de la franja, uno de los siete que participó en el primer campeonato femenino de de Uruguay en 1996, compite en la Divisional B sin chance de ascender este año. “No era el objetivo esta temporada”, dice Laura Blanco, su DT. (Imagen principal: Primer equipo de Danubio)

 

Javier Conde/ @futbolella/ @jconde64

 

La cancha de entrenamiento de los equipos femeninos de Danubio, desde Sub7 a la categoría adulta, está ubicada en la Plaza de Deportes número 5 del barrio La Unión. Allí hace más de 80 años esta institución deportiva usó por primera vez su nombre actual. Un gusto por los simbolismos que marca esta vuelta a las competencias de la Asocación Uruguaya de Fútbol (AUF).

Lo resalta Gustavo Bordoni, presidente del  fútbol de mujeres de Danubio, que precisa, además, que uno de los objetivos del equipo junto con la formación es un proyecto de relacionamiento con el barrio donde el club vio luz.

La Sub16 de Danubio que compitió en la Copa de Plata de AUF. (Cortesía Danubio)

Laura Blanco, la DT actual,  junto con María Pía Fletcher presentaron a Danubio el proyecto de revivir el fútbol femenino del club en un ámbito que incluyera tanto lo deportivo como lo social y educativo. “Es una apuesta para hacer algo diferente”, acota. Fletcher, que en principio es informática, delegó la direción técnica en Blanco en el segundo semestre de este 2018 por compromisos laborales aunque sin desvincularse del plan deportivo.

Bordoni apunta también que para Danubio era necesario contar con equipos femeninos, en edad adulta y juvenil, para garantizar la concesión de la licencia deportiva a partir de 2019. Otros clubes profesionales tramitan su incorporación a las competencias de fútbol femenino.

En febrero de 2017, Danubio recomenzó su andadura en el femenino con el lanzamiento de una escuela para niñas de 6 a 13 años. Fletcher y Blanco proyectaban un plazo mayor para participar en las categorías superiores, pero la demanda de chicas (30 fichadas en el primer equipo y más aún en la Sub19) aceleró los planes. “Este año inscribimos en AUF  equipos en la Divisional B (una suerte de segunda división) y en la categoría Sub16”, precisa Blanco.

Los resultados deportivos fueron esquivos. La DT advierte que el objetivo no era ascender a la primera categoría femenina (Divisonal A) sino plasmar una idea novedosa de equipo, tanto en sus sistemas de juego como en su comportamiento.

Danubio tiene un reglamento interno para el cuerpo técnico, jugadoras y padres, madres y demás familias que propicia el respeto, el juego limpio y el disfrute de todos, y que debe observarse tanto en las prácticas como en los partidos. “Hay muchos aspectos que nos gustaría cambiar, el ambiente en los juegos, el trato de los padres a las niñas, cosas que no nos parecían buenas”, esboza Blanco sobre el proceso educativo al que aspiran, junto con la comprensión y desarrollo del juego. Una idea que encaja con el lema del club: La Universidad del fútbol.

La Sub19 con Andreína Borges y Matías García, en los extremos superiores. (Cortesía Danubio)

“Ninguna jugadora entra a la cancha con la idea de perder, todas quieren ganar,  pero tenemos que profundizar en el proyecto formativo para exigir resultados”, aclara Blanco, de 27 años,  ex jugadora de Seminario y además de técnica, profesora de educación física. Por eso el énfasis está puesto en las categorías más pequeñas, donde se forma el relevo mientras compiten en ligamenos formales por ahora.

A falta de tres jornadas para la finalización del torneo de la Divisional B, en Danubio se impone la revisión y la fijación de nuevas metas. Bordoni admite que aún no sabe como seguirá la historia porque en mucho va a depender de cómo la AUF organice la competencia del año 2019.

“Siempre ha habido muchas idas y vueltas, que son parte del proceso de crecimiento del femenino”, dice Bordoni, que intuye que habrá más equipos la temporada próxima, lo que complicará la disponibilidad de instalaciones deportivas e, incluso, del personal arbitral.

La Sub 14 que participó en Aufi. (Cortesía Danubio)

El presidente del área femenina de Danubio rescata, como aportes de su club al campeonato, la utilización de la cancha del Complejo Del Campo, en la zona de Malvín Norte de Montevideo –“de las mejores del fútbol femenino”. Y apunta también que las jugadoras  han tenido acceso al área de rehabilitación del club. “Estamos sumando nuestro granito de arena a la organización de los torneos”, subraya.

En lo deportivo admite “reveses importantes”, con un torneo Apertura que califica de aceptable y un clausura por debajo de las expectativas.

En la tabla anual (sumatoria de Apertura y Clausura) de la Divisional B, Danubio marcha en noveno lugar entre 10 equipos. En el torneo Sub16, finalizado hace un par de semanas, disputó la Copa de Plata de la categoría, reservada para los equipos que finalizaron el clasificatorio entre los lugares 7 y 12.

La estructura femenina

La convocatoria inicial del reinicio del femenino en Danubio.

Presidente: Gustavo Bordoni

Coordinación: Mariana Gaspar

Dirección Técnica

Laura Blanco: Divisonal B, Sub14 y Sub11

Matías García: Sub19

Andreína Borges: Sub16

Lucía Álvarez: Sub9 y Sub7

Entrenador de porteras: Carlos Macek

Danubio compite en AUF, Asociación Uruguaya de Fútbol Infantil (Aufi) y en la Liga Inicial de Fútbol (LIF)

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: