Press "Enter" to skip to content

Liga de Ecuador ESPE fútbol femenino: “LA DISCIPLINA VENCE AL TALENTO”

El equipo de la Escuela Politécnica del Ejército aspira a pasar a semifinales con un once renovado y joven. Y comenzaron ganando en la segunda fase del campeonato ecuatoriano. (Imagen principal: Charla de camerino, cortesía de Espe)

 

Juan Carlos Cerón no tiene prisa. Es un convencido de que los resultados son el fruto de procesos. Casi la mitad de sus 44 años ha estado vinculado a la Escuela Politécnica del Ejército (Espe), hoy Universidad de las Fuerzas Armadas, donde estudió y ahora es catedrático y director técnico del equipo de balompié femenino. “Con el fútbol de mujeres comenzamos hace 20 años”, dice, como si fuera ayer. Su voz no transmite apuro, tampoco pausa.

Jugador aficionado en sus años juveniles y universitarios, Cerón adiestra los conjuntos de fútbol once y el de futsal de chicas y chicos. Espe, ubicada en el cantón de Sangolquí, a 20 minutos de Quito, fue un semillero deportivo y hoy, por asuntos de índole económico, apunta Cerón, además del fútbol, tan solo se practica el atletismo y el taekwondo. El equipo de fútbol femenino transita por su segunda temporada en la máxima categoría de su país.

  • Este año aspiramos a estar entre los cuatro primeros, y para el próximo disputar el título, expresa sereno.
  • ESPE al completo: una apuesta de futuro en la liga femenina ecuatoriana. (Cortessía Espe)

Espe inició con éxito el fin de semana pasado la segunda fase del campeonato femenino al derrotar 3-2 a Liga Deportiva Universitaria, con goles de Sonia Ferrin, Josselyn Aguagallo y Noelia Romero; por LDU, anotaron Alejandra Pardo y María Belén Aragón. Ambos equipos están encuadrados en el Grupo B  junto con Unión Española de Guayaquil, campeón del torneo Apertura, y Espuce, rivales éstos que empataron en la primera jornada. “Es una serie muy dura, muy pareja para todos”, apunta Cerón. Por lo pronto, van de líderes.

De cada grupo (en el A están Ñañas, Deportivo Quito, Cumanda y Universidad San Francisco) clasifican dos luego de las rondas de ida y vuelta. Es la quinta temporada del campeonato femenino ecuatoriano y Espe militó dos en la serie B o de ascenso. “Al segundo año salimos campeones y subimos”, recuerda Cerón. Sus chicas tienen procedencia variada, de la propia institución académica, de colegios de la provincia de Pichincha a la que pertenecen; la mayoría estudiantes, algunas trabajan, unas cuantas hacen ambas cosas. “El equipo es joven y renovado”, precisa.

Cerón prepara un grupo grande de chicas, las que juegan en la categoría de mayores y las sub20 y sub17, base en la que afinca sus aspiraciones futuras de luchar por el campeonato y la cual pronto competirá en un torneo sudamericano para menores de 16 años organizado por Conmebol. “Esto es parte de un proceso”, dice y resume en una oración, casi un título, la filosofía que lo anima: “la disciplina vence al talento”. Y aclara, ante una pregunta, que la idea es una convicción personal ajena al hecho de que Espe sea un centro académico regentado por militares.

  • No me sirve de nada que alguien sea muy talentoso y no venga a entrenar, amplía.

Cerón es Licenciado en educación física, deportes y recreación, Master en docencia universitaria, DT de Ecuador en Copa América y con experiencia en Copa Libertadores femenina. A su abultado curriculum se añaden cursos Fifa de fútbol femenino y futsal, especialidad en la que es reconocido como el estratega más exitoso de su país. Es un convencido de que el nivel del fútbol de mujeres ha subido con el desarrollo del campeonato

Los equipos están mejor organizados, hay más calidad y competencia”, analiza. A su equipo, cuenta, le gusta manejar la pelota a ras del piso y defender y atacar bien.

En un fútbol amateur, con muy contadas importadas, la mayoría venezolanas, Espe pone el acento en que la preparación deportiva que se le da a las jugadoras le permitan optar a becas en la institución, lo que supone disfrutar de un aporte económico para costear el semestre de estudios, hospedaje y alimentación.  Hasta una docena de chicas cuentan con esos beneficios. “También es un incentivo  que de aquí pueden saltar a una selección provincial o a la nacional”, destaca.

Un camino que han recorrido otras jugadoras del club, entre ellas Sonia Ferrin, Camila Ceballos y Kerly Real, quien disputó el Mundial femenino 2015 de Canadá y hoy milita en el Málaga, equipo que acaba de obtener el ascenso a la Liga Iberdrola.

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: