Press "Enter" to skip to content

DE AMA DE CASA A DT “A las chicas cuando le dicen que no pueden, ES CUANDO MÁS QUIEREN”

Valeria Pintos formó un equipo para que su hija pudiera jugar, se hizo entrenadora y ayuda a impulsar una liga de niñas en la que compiten 12 clubes y más de 200 jugadoras. Es a la vez la delegada de Juventud Las Piedras. (Imagen principal Valeria y sus niñas Sub9/Cortesía VP)

 

Javier Conde/ @futbolella/ @jconde64

 

Solo una mujer puede hacer tantas cosas a la vez. Ayudar a su esposo Rodrigo Silva en la herrería familiar, crear un equipo de niñas, sacarse el título de técnica de baby fútbol, entrenarlo de lunes a viernes, con descanso los miércoles, motivar a otros clubes a replicar la idea, ejercer de delegada de Juventud Las Piedras en el campeonato de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y decir, sin complejo alguno, que “soy ama de casa”. “Pero le echarán una mano en la cocina”, le suelto, “si claro, somos un equipo” y se echa a reír. De hecho su esposo comparte con ella la labor de adiestrar a las chicas.

Valeria Pintos habla tan rápido como se desenvuelve. Del año pasado para acá armó los equipos Sub13, Sub11 y una Sub9 experimental en La Paz Wanderers, en el departamento de Canelones, muy cerca de Montevideo. “Aquí no había niñas, como se ve en muchos clubes, ni tampoco fútbol mixto y mi hija quería jugar”, comienza a explicar.  A Abril, la niña, se le permitía entrenar pero nada de disputar partidos: ver el dulce pero no probarlo.

Su hijo menor, Thiago, jugaba en el club y Abril, que ya había jugado en la Escuelita en Montevideo, quería vestir la misma camiseta por lo que su madre hablando por aquí y por allá fue convenciendo a la directiva y a otros padres y en julio del año pasado se hizo el equipo. Consiguió una técnica que a los 20 días se despidió y como nadie quería asumir la preparación de las niñas fue entonces cuando tomó el curso de baby fútbol –que apobó con 92%–  en la Liga Regional del Sur (afiliada a ONFI) que tiene medio siglo de existencia y a la que pertenece La Paz Wanderers. “Ahora tengo 25 chiquilinas y esto no para de crecer”, dice. Y se anotó en la reciente convocatoria de AUF para sacar el título de entrenadora licencia C y B.

La categoría Sub13 de La Paz Wanderers con el matrimonio Silva en los extremos. (Cortesía VP)

Uno de sus profesores en el curso fue Julio Rabino, ex árbitro, gerente general de Juventud Las Piedras, club que compite en las categorías adulta y Sub16 de los campeonatos femeninos organizados por AUF. Juventud quería preparar a alguien más para la tareas de delegado del equipo y Rabino recomendó a Pintos con Abel Ramos, el delegado principal. “Y así empecé y ahora soy la única delegada de ambas categorías porque Ramos, y es un enorme pesar,  falleció hace unos meses”, cuenta.

Pintos no paró, con su equipo creado comenzó a motivar a otros clubes y 12 de 14 de la Liga Regional se sumaron a la experiencia de poner a las niñas a competir. “Ya jugamos un torneo de preparación y ahora disputamos un Apertura en Sub11 y Sub13”, refiere, y en la categoría Sub9 realizaron un campeonato especial que sus chicas ganaron. “Es la categoría que incorporaremos el año próximo porque hay que garantizar el relevo”, añade.

Las niñas de la categoría Sub11 de La Paz. (Cortesía VP)

Esa liga femenina será, en la práctica, una cantera formativa para Juventud Las Piedras que es el club más cercano. En los planes de esta ama de casa sui géneris está crear una Sub14 en Juventud y absorber a las chicas que dejan la categoría Sub13. “De lo contrario, dice, las niñas tendrían que sumarse de una vez a la Sub16 y el salto sería muy grande porque la competencia es mayor y no habría cabida para todas”. Por esa razón, y para seguir acompañando a Abril que tiene 12 años, Pintos se anotó para el curso de licencia C y B de la AUF. Hay entrenadora para rato.

“Es una liga muy linda, pura pasión, las chicas están totalmente comprometidas”, sigue Valeria, que cuenta que “mis niñas” hicieron rifas para pagarse el campeonato, para comprar los materiales de cancha, y los obstáculos y las negativas para usar las canchas porque van a practicar los varones les sirve de acicate. “El choque de decirles que no pueden es cuando más quieren, de demostrarles que sí pueden”, apunta y hay euforia en la voz.

Juventud por un título

La Sub16 de Juventud es líder del campeonato de AUF. (Cortesía VP)
La primera de Juventud: con la sonrisa intacta y el futuro por delante. (Cortesía VP)

En su desempeño como delegada Valeria Pintos trabaja de la mano con los entrenadores Marcelo Lemos, de la primera, y Daniel Riveiro, de la categoría Sub16. La competencia en la Divisional A se le hizo muy fuerte porque es un cuadro de chicas aún poco experimentadas. “La mayoría tiene 16 y 17 años y se enfrentan a equipos con jugadoras más grandes, más hechas”, apunta. Pero confía en que mejorarán en el torneo Clausura al disponer de mejores condiciones para entrenar. En Sub16, Juventud es líder y aseguró su participación, a falta de dos jornadas, en la Copa de Oro.

“Arrancamos perdiendo 2-1 contra Náutico pero después se fueron dando los resultados”, dice. El torneo está en receso y se reanudará la semana siguiente a la finalización del Mundial Rusia 2018. Juventud deberá enfrentarse aún a Liverpool, que marcha segundo con un punto de desventaja. “Las chicas están muy motivadas, va a ser un partido apretado”, anticipa. Y el club de Las Piedras se frota las manos con la generación que les viene que nutrirá el primer plantel.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: