Press "Enter" to skip to content

Conmebol recorta reparto 50 MIL DÓLARES PARA EL GANADOR de la Libertadores Femenina

La Confederación Sudamericana de Fútbol elimina los “aportes económicos” a los equipos por su sola participación. (Imagen principal de www.conmebol.com/Audax celebra el título 2017)

 

El premio para el campeón de la Libertadores femenina 2018 –que se celebrará en noviembre en Manos, Brasil– subió casi 70% en comparación con los torneos de 2016 y 2017, al pasar de 30 mil a 50 mil dólares. Los equipos que culminen en segundo y tercer lugar también mejorarán sus percepciones: de 20 mil a 35 mil y de 15 mil a 20 mil. Sin embargo, el reparto total será menor.

El voluminoso reglamento emitido por Conmebol establece en el parágrafo único del artículo 108 que “ningún otro aporte económico será realizado a los clubes participantes”. Una variación significativa con respecto a años anteriores que preocupa a clubes que planifican ingresos y gastos para su viaje a esa ciudad del norte de Brasil.

En la Libertadores femenina participan 12 equipos: el campeón de cada de una de las 10 asociaciones afiliadas a la Conmebol, el ganador del año anterior –Osasco Audax– y uno más por el país sede. Nueve clubes se irán con las manos vacías.

Desde 2015,  la Confederación Sudamericana entregó a cada participante la cantidad de 10 mil dólares, en atención a una petición de los clubes, que en años precedentes recibieron solo 5 mil dólares. Una circular de Conmebol para la Libertadores de 2016 ratifica la cifra de 10 mil dólares por participación y establece premios para los que concluyeran en los primeros cuatro lugares  de 10 mil, 15 mil, 20 mil y 30 mil dólares adicionales, en orden ascendente.

La Libertadores femenina se estructura en tres grupos de cuatro equipos, de los que avanzan a semifinales los primeros de cada grupo y el segundo mejor clasificado. En la normativa de 2016 y 2017 la sola participación y el hipotético avance de fase suponía obtener unos fondos muy importantes en un deporte que es esencialmente amateur en el subcontinente.

El cuarto lugar, por ejemplo, se llevaría de regreso 20 mil dólares, al sumar al premio el aporte por la participación, y para los que se despedían en la primera fase había 10 mil de billetes verdes por club. En las ediciones de 2016 y 2017 los equipos se repartían en total 165 mil dólares, en la de 2018  la suma llega a 105 mil dólares. Y para el ganador casi la mitad.

Conmebol siempre financia, y lo seguirá haciendo en 2018, los gastos de participación de los clubes: pasajes aéreos y tasas aeroportuarias para 28 personas –20 jugadoras y 8 integrantes del cuerpo técnico– por equipo; hospedaje desde dos días antes del torneo hasta un día después de concluida la presencia del club respectivo en la competencia; alimentación e hidratación;  movilización; seguro médico integral para todas las delegaciones, árbitros y oficiales de Conmebol y un teléfono celular por equipo para comunicación en el país sede.

En el histórico de las 9 Libertadores femeninas realizadas hasta 2017, los equipos brasileños se han impuesto en 7 (Colo Colo, de Chile, en 2012 y Sportivo Limpeño, de Paraguay, en 2016, rompieron la hegemonía). Los subcampeonatos se reparten de la siguiente forma: Colo Colo 3 y Everton, 1, por Chile; Caracas y Estudiantes, por Venezuela; Formas Íntimas de Colombia, UAA de Paraguay y Foz Cataratas de Brasil.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: