Press "Enter" to skip to content

Un equipo con toque jesuita “AUNQUE SEAS MESSI, si no entrenas, no eres titular”

El Club Seminario de Montevideo compite en la Divisonal B de la liga femenina que organiza la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF): su perfil, valores y recursos de que dispone reiteran el carácter aún muy amateur de esta disciplina.

 

Guillermo Ciganda es el entrenador de Seminario, un club fundado en 2010 en la capital uruguaya que se presenta como punto de unión de la comunidad jesuita. Este técnico egresado del Instituto Superior de Educación Física (ISEF),  ex jugador de la tercera de Bella Vista, nacido en el departamento de Soriano hace 47 años, está en su tercera temporada en el femenino. “Me está gustando mucho, tengo la sensación de que hay otra movida a nivel nacional”, comenta. Se inició en el fútbol de mujeres con Rentistas, antes había estado en categorías inferiores del Tanque Sisley pero en varones.

La licencia Pro que obtuvo Ciganda le permite entrenar en cualquier categoría. Llegó al fútbol femenino sin proponérselo y en la temporada 2017 logró el ascenso a la Divisional A, o primera división, pero el club no pudo subir porque carece de alguna categoría inferior –Sub19 o Sub16–, que es un requsitito exigido por la AUF. “Tratamos de ser lo más profesional posible dentro del amateurismo”, explica. Esta temporada el equipo navega cerca de la mitad de la tabla entre los 10 equipos participantes.

La conversación con el DT de Seminario se produjo antes de su rotunda victoria 4-0 sobre Danubio con lo que sumó ocho puntos en las siete jorandas disputadas. “Podemos mejorar, lo que nos ocurre es que hacemos grandes partidos contra los que van arriba y nos descuidamos con los que están debajo de nosotros”, analiza Ciganda. Una semana antes había caído con el líder Progreso, que mantiene una racha inmaculada de victorias, por 2-1. “Ese día hicimos un partido completísimo”, dice.

Las chicas de Seminario luego de un entrenamiento. Atrás el arco de rugby. (Cortesía Club Seminario)

En el Club Seminario se pratican siete disciplinas deportivas. En su web se indica que realizan más de 600 juegos al año sumando sus participaciones en la Liga Universitaria de Deportes (LUD), la Asociación Deportiva de Institutos Católicos (ADIC), la Unión de Rugby de Uruguay (URU), la Federación Uruguaya de Hockey (FUHC), la Asociación de Clubes de Balonmano y la AUF. Como gerente deportivo figura Diego Stein, también preparador de fútbol y por años vinculado a la institución en diversas funciones, quien admite que es muy difícil competir contra los grandes clubes nacionales, como Peñarol y Nacional, que tienen otras estructuras.

En la web también se puede enterar el interesado de la filosofía que mueve a Seminario: “trabajamos para ser competitivos deportivamente, reconocidos por jugar limpio en todas las canchas y promover el deporte como estrategia educativa, de integración y recreativa”, se lee. No todo  se resume en ganar.

Ciganda destaca, antes que las habilidades técnicas, la calidad humana del grupo que entrena. “Me sentí entendido y respetado, y creo que es un grupo muy  inteligente, son chiquilinas que estudian o trabajan, o las dos cosas”, describe. El hecho de que compartan el fútbol con sus otras actividades afecta la asistencia a las prácticas. En el año y medio que Ciganda tiene dirigiendo al equipo no recuerda un solo día en el que hayan ido a entrenar las 11 jugadoras que pensaba alinear el domingo siguiente.

Dispone, sin embargo, de un número holgado de futbolistas: 28, de las cuales puede convocar a 18 y, si agota los cuatro cambios permitidos, pueden jugar 15. Cuando llegó al club las chicas le hicieron saber de un acuerdo interno: la que no entrene, no sale de titular. Ciganda lo respetó y le parece lo más justo. “Aunque seas Messi, reitera, si no entrenas, no entras en el once”.

A Ciganda –aunque admite que todos lo dicen– le gusta jugar en el campo del adversario. “Cuanto más lejos esté la pelota de tu arco, mejor”, subraya. Vocación ofensiva, tener la pelota y concentración son las cosas sobre las que trabaja y trata de hacer entrenamientos didácticos apoyándose en gráficos y videos. “Soy diseñador gráfico y los puedo resolver con facilidad”, dice.

Diego Stein, gerente deportivo del Club Seminario. (Cortesía CS)

El DT de Seminario quisiera disponer de un mejor espacio para entrenar (la cancha la comparte con el equipo de Rugby, mitad y mitad) y potenciar a las chicas, “un grupo bárbaro” –insiste- en el que sin embargo se aprecian los desniveles entre las que comienzan en el fútbol con 17 años y aquellas que han afinado detalles técnicos y tácticos. Stein, el gerente deportivo nombrado hace un par de meses, cree  que el club debería poder armar un plantel Sub19 “porque así podemos generar más cantidad de jugadoras y mejorar las posibildiades deportivas”.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: