Press "Enter" to skip to content

SUPER MAITTE, la crack del femenino boliviano

Golea, entrena el equipo y  lo gerencia,  Maitte Zamorano a sus 37 años se prepara para su quinta Copa América de fútbol femenino.

Fue velocista de 100 y 200 metros, con  participaciones internacionales en Brasil, Chile, Perú, Colombia, España y Portugal; juega baloncesto en primera con los Spurs de Santa Cruz de la Sierra, pero su pasión es el fútbol. “Lo amo, me divierte, no sé cómo explicar todo lo que siento cuando le pegó al balón”, confía en un breve descanso de una jornada de entrenamiento de la selección boliviana. Es Maitte Zamorano, el alma del Deportivo Ita, campeón vigente del fútbol femenino boliviano.

37 años, soltera, sin hijos, Maitte Zamorano –la Bam-Bam femenina, un apodo que le gustó “y adopté”– parece alcanzar todo lo que se propone. Cinco partipaciones en Copa América, varias en la Libertadores, ahora mira más alto: dirigir la selección femenina de su país.  “Aquí no se hacen las cosas como se debería, hace apenas una semana (la conversación es del 17 de marzo) comenzamos a entrenar para un torneo  (la Copa América) que empieza en abril”, se lamenta.

Al entrenador Weimar Delgado, lo esperaban el miércoles 21 de marzo, al regreso del Sudamericano Sub 17 de San Juan, Argentina, donde Bolivia resultó la selección más goleada.

Hay lamento pero no desánimo. Zamorano dedica buena parte de sus esfuerzos a hacer del Deportivo ITA una referencia del balompié femenino boliviano. Con el nombre de ENFORMA, fue el primer equipo del país en participar en una Libertadores (2009), competencia a la que volvió el año pasado, en Paraguay, con su nombre actual.

Zamorano quiere dirigir la seleción femenina de su país: pergaminos tiene. (Cortesía Maitte Zamorano)

“Tenemos siete títulos de campeón en la Liga Femenina de Santa Cruz: cuatro como ENFORMA, y tres como ITA”, detalla la goleadora. Bolivia carece de una liga femenina nacional, pero se juegan varias a nivel departamental (Tarija, Cochabama y Santa Cruz) que luego compiten entre sí y con otras selecciones regionales de donde sale el  equipo campeón nacional. “Vamos a defender nuestro título para volver a la Libertadores de este año”, dice.

La liga de Santa Cruz se disputa en dos categorías, A y B, con 12 equipos en la primera y 16 en la segunda. El primer equipo de ITA está formado por 24 jugadoras, que entrenan en una cancla que el cluba paga. “La gente se acerca a vernos en los partidos pero aún es muy poca”, y vuelve a lamentarse.

El Deportivo ITA toma su nombre de la Constuctora ITA, dueña y auspiciadora del club, en el que Zamorano, además de perforar redes, comparte las labores de dirección técnica con Miguel Iver Butron Tovar. Y también asume labores en la gerencia del club, que además del primer equipo, abrió en noviembre pasado una escuela de niñas de 8 a 13 años. De ahí quizás surja el relevo de Super Maitte, una deportista a tiempo completo. “Para eso trabajo”, palabra de líder.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: