Press "Enter" to skip to content

“Si quieren algún cambio en la Vinotinto femenina, HAY QUE EMPEZAR UN PROCESO NUEVO”

Concluyó la VIII edición de la Copa América Femenina y vienen los análisis. “Venezuela no logró el objetivo”, dice Milagro Infante, ex DT de la selección absoluta y actual instructora de Conmebol.

Para lograr hablar con Milagro Infante hay que tener paciencia. Imparte cursos de fútbol femenino y de futsal en Sudamérica, va de un país a otro; entrena las selecciones venezolanas absoluta y sub20 de futsal femenino…sale de una reunión y la espera otra. Pero un día suena el teléfono y es ella, dispuesta a conversar sin prisas y con amabilidad. “Brasil y  Colombia son los países mejor organizados en el fútbol femenino”, dice. Habla con la propiedad de quien ha recorrido la región de arriba abajo, conoce las federaciones, los entrenadores que demandan atención, el talento en ciernes.

Infante en su escenario favorito: una cancha de fútbol. (Cortesía FVF)

Fue escogida junto con la ecuatoriana Vanessa Aruz, la peruana Vivian Ayres y el paraguayo Rubén Subeldía para impartir los cursos que piden las federaciones locales, los cuales siguen un contenido previamente aprobado por Conmebol que, sin embargo,  se adapta a los requrimientos de cada lugar. “Uno hace énfasis en los conceptos que la federación local estima más necesarios”, precisa, como, por ejemplo, preparación física de acuerdo a las edades, sistemas tácticos aplicados, ejercicios especiales para guardametas…“No todos los entrenadores están igual de capacitados”, evalúa.

El grupo de instructores ha logrado impartir cursos en Ecuador, Colombia, Paraguay y Uruguay. Venezuela está solicitando otro a realizarse en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR). Asisten entre 25 y 30 personas por curso, más de un centenar en total hasta ahora. La mayoría hombres. “La Fifa tiene años tratando de que en los cuerpos técnicos de las selecciones haya presencia femenina, al menos en la asistencia técnica. A veces hay pocas oportunidades”, comenta.

Infante dirige las selecciones absoluta y sub20 de Futsal femenino. (Cortesía FVF)

Infante sabe de sobra lo que es labrarse oportunidades. A los 13 años jugaba fútbol femenino con la categoría de mayores, contra chicas de 18, 20 y más años. A los 15 fue de la selección del antiguo Distrito Federal (donde está la capital, Caracas); tres años después en la nacional. “En 1990, recuerda, participé en un mundialito en Italia”, fue en Cerdeña, y salieron quintas. Fue una suerte de torneo oficioso, previo al Mundial Italia90. “Jugué por más de 20 años”, suelta con voz de satisfacción.

Era centro delantera –“tengo el tamaño de Maradona”, y se ríe. En verdad 1:56, un poco menos. O un mucho menos. Con el tiempo, fue hacia el medio de la cancha. A los 29 años lo dejó porque ya se había graduado en el Instituto Pedagógico de Caracas como profesora de educación física. La federación venezolana le presentó  entonces un proyecto pionero para el futsal y ahí se enroló y su curriculum presume de sudamericanos, mundiales y sigue. Por dos años dirigió la absoluta de fútbol femenino e hizo un alto en el futsal, mientras José Catoya (actual DT) dirigía la sub20 y el panameño Kenneth Zseremeta (hoy al frente del Deportivo Táchira femenino) la sub17 y sub15.

De su recorrido por Sudamérica aprecia que en Bolivia la federación local debe dar más apoyo al fútbol femenino; en Argentina considera que hay una liga competitiva, sobre todo en los equipos de la capital; en Uruguay quedó con la impresión durante el curso ralizado allí de que el respaldo federativo no es del 100% y, aunque alaba los logros internacionales de Venezuela en las categorías menores, lamenta que el éxodo afecte tanto al fútbol campo como el futsal. “Se sigue en pie a pesar del problema económico que hay en el país, que es muy duro”, acota.

Infante reconoce, en el caso venezolano, el decidido apoyo del presidente de la FVF, Laureano González, al fútbol de mujeres, con el que se vinculó antes de llegar al cargo máximo federativo. Y con él habló cuando hizo saber sus diferencias con los otros miembros del cuerpo técnico de la selección absoluta femenina. “Mi filosofía es distinta”, remarca. Al evaluar la reciente actuación de la Vinotinto en la Copa América Femenina, celebrada en Chile, se le va la frase “un poco triste” y reclama, de inmediato, mayor fogueo para las chicas de la selección mayor.

Ella tuvo en sus manos a una buena parte de esas jugadoras y aspiraba a jugar esas eliminatorias. “Es una gran selección, Deyna (Castellanos) le da un gran empuje, (Ysaura) Viso que estuvo en Austria y ahora en Colombia, (Oriana) Altuve que fue goleadora en Uruguay, en Libertadores y también en la liga colombiana…todo ese cuadro esta fuera del país”, expresa.

José Catoya, el DT actual de la Vinotinto femenina. (Cortesía FVF)

Siente, y lo dice, que Lourdes kika Moreno, la 10 del Deportivo La Courña, debió ser convocada, que se notó su ausencia en el mediocampo, y vuelve con lo de su salida. “Yo no compartía ese estilo de juego directo, del pelotazo hacia arriba, me gustan equipos de toque, de posesión del balón”, se explica.

“Quizás el objetivo no era salir campeón, porque hay otras selecciones de peso, pero sí obtener un cupo para futuras participaciones internacionales”, apunta. En la Copa América Femenina se disputaban clasificaciones al Mundial, Juegos Olímpicos y los Panamericanos de Lima. “Y ese objetivo no se logró”, se lamenta.

Infante asegura que ahora se cierra un ciclo e imagina que deben ocurrir cosas, que ya ha oído comentarios sueltos. “Si quieren algún cambio, hay que empezar  un proceso nuevo, para lograr grandes objetivos en las próximas eliminatorias. Claro, esa decisión la tomará el Presidente de la FVF en su momento”, concluye, y se mantiene a la expectativa.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: