Press "Enter" to skip to content

CLUB ÑAÑAS juega al fútbol para empoderar a las mujeres

Este equipo femenino ecuatoriano entrena tanto la mente como las piernas: para derrotar, antes que nada, a los prejuicios.

No todo es pegarle a  la pelota. Ni correr para un lado y para el otro. Hay que pensar, usar los circuitos cerebrales. ¿Será por eso que el fútbol es el único deporte en que se usa la cabeza? Quizás, quizás.

Fernanda Vásconez, mujer de marketing y de iniciativas, es la propietaria y gerente del Club Ñañas, además de jugadora,  que en muy poco tiempo se ha convertido en uno de los mejores equipos femeninos de Ecuador y, casi con seguridad, el más singular. “Nuestro objetivo fundamental –dice– es usar el fútbol como una herramienta para empoderar mujeres”.  Y esa definición modela el club: sus metas, su peculiar entrenamiento y su planificación.

Ella fue jugadora y llegó a participar en la selección ecuatoriana en el Sudamericano Sub20 de 2012, celebrado en Brasil. También integró el equipo BSC HYB Frauen, de la primera suiza, durante el segundo semestre de ese  mismo año. “He jugado fútbol toda mi vida –vuelve a decir– y me di cuenta de que el deporte ayuda a formar personas”.  De la experiencia europea extrajo rigor, disciplina y la necesidad de contar con recursos para desarrollar el juego.  Poco después, se puso a pensar en Ñañas, aunque el nombre vino después.

“Estuvimos año y medio estudiando el fútbol femenino, dentro y fuera del país”, explica Vásconez. Del análisis surgió la filosofía que anima el club y su nombre. “Un estudio de marketing arrojó que la expresión ñañas evocaba recuerdos superpositivos”, y se le emociona la voz al decirlo. Ñañas es un término quichua,  lenguaje extendido por toda la geografía ecuatoriana. “Es una hermandad que va más allá de la amistad y me encanta rescatar nuestras raíces”, me precisa.

Nombre común y, a la vez, original. Lo que no es nada común en Ñañas es cómo conciben el entrenamiento. Super interesante, dirá Vásconez. La preparación incluye cuatro fases:  seleccionan cada semana una reflexión sobre el impacto que pueden provocar en otras personas y la hablan durante el calentamiento; entrenan el desarrollo de las conexiones cerebrales, que ayuda en el campo pero también en la oficina y en el aula; luego viene la clásica: el aprendizaje técnico-táctico; y, por último, una reunión cada dos semanas para “hablar sobre cómo podemos apoyar a otras mujeres”. No es solo habladera: se asignan deberes, puntualiza esta mujer que como defensa central tuvo que hacerse escuchar.

Fernanda Vásconez, en primer plano: jugadora y dueña de Ñañas. (De su twitter)

¿Y los resultados? –pregunta lógica- son para Vásconez “históricos”. En menos de un año pasaron de la categoría de ascenso a la serie A, tienen más jugadoras afiliadas que cualquier otro equipo, organizaron el primer torneo internacional en Ecuador, cuentan con una sede donde dan hospedaje y alimentación a jugadoras de escasos recursos (5 chicas en la actualidad). Y, además generan sus propios medios económicos: con patrocinantes privados, impartiendo cursos y preparando a las jugadores para hablar en público e incluso modelar.  “Muchas marcas quieren estar en nuestra camiseta”.

 

 

LA FICHA

Sedes:

Quito y Cotopaxi

Número jugadoras:

Aproximadamente 100

Categorías:

Absoluta (dos equipos)

Sub 17 (dos equipos)

Señoras (de 30 y hasta más de 50 años: para mantenerse en forma y estar bien emocionalmente)

Cuerpo Técnico:

Categoría absoluta: Francisco Ramírez (fue parte del cuerpo técnico de la selección ecuatoriana femenina)

Sub-17: Carlos Oña, especializado en deportes de alto rendimiento

Equipos formativos: Marjorie Sánchez, graduada en Venezuela de entrenadora

Personal de oficina: 9

Patrocinante principal: Marathon Sport, empresa ecuatoriana de confección y distribución de ropa y accesorios deportivos.

Página web: clubnanas.com

Facebook: Club Fútbol Femenino ÑAÑAS

Twitter:  @clubnanas

Meta a futuro: SER CAMPEONAS DE LA LIBERTADORES EN 8 AÑOS

 

 

 

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: